Violada por un parlamentario indio, una mujer muere al prenderse fuego en protesta por la manera en que las autoridades voltearon contra ella el caso

Publicado: 26 ago 2021 02:23 GMT

El acusado obtuvo su elección al parlamento nacional ya estando entre rejas.

Una mujer de 24 años que se prendió fuego junto con un amigo frente a la Corte Suprema de la India, en Delhi, como protesta contra la escasa atención de las autoridades a su denuncia por violación, murió en un hospital tras una larga agonía, dieron a conocer este miércoles medios locales.

Investigan en la India la presunta violación en grupo y el asesinato de una niña de 9 años que acabó cremadaInvestigan en la India la presunta violación en grupo y el asesinato de una niña de 9 años que acabó cremada

La víctima, no identificada, vivía en el estado de Uttar Pradesh y se trasladó a la capital del país el pasado 16 de agosto, acompañada por su amigo. Antes de prenderse fuego ese mismo día, los dos grabaron un video en Facebook Live, en el que la mujer denunció haber sido violada por un parlamentario del Partido de la Sociedad Mayoritaria, Atul Rai, y alegó que altos funcionarios de esa fuerza política y las autoridades judiciales de Uttar Pradesh son «parte de un nexo».

«El destino en el que nos querían, lo hemos alcanzado […] y hemos venido aquí para cumplir su objetivo», dijo la mujer, mientras que su amigo señaló que «[…] ellos nos han estado obligando a morir desde noviembre de 2020. Queremos que todos ustedes, la gente de Uttar Pradesh y del país, se enteren de esto». Al prenderse fuego, la pareja sufrió graves quemaduras e insuficiencia orgánica. 

Batallas judiciales 

Según dijo antes la mujer, el crimen tuvo lugar el 7 de marzo de 2018, cuando Rai la invitó a su apartamento en la ciudad de Varanasi y la agredió sexualmente. Aún más, el hombre filmó el asalto y posteriormente amenazó con hacer circular la grabación en las redes sociales. El 22 de junio de 2019, Rai compareció ante un tribunal de la ciudad de Varanasi y fue sometido a custodia judicial. Ya entre rejas, se postuló como candidato y ganó un escaño en el parlamento nacional en representación del distrito de Ghosi Lok Sabha. 

Mientras tanto, en noviembre de 2020, un hermano de Rai, Pawan Kumar, presentó una denuncia contra la mujer presuntamente violada, a la que acusó de falsificar documentos. Alegó que en 2015, cuando ella hizo una denuncia por abuso sexual contra un líder estudiantil, dijo que su fecha de nacimiento era el 10 de marzo de 1997. En cambio, sostuvo Kumar, cuando la mujer presentó su reclamo contra Atul Rai, indicó como fecha de nacimiento el 10 de junio de 1997.

Como resultado, la presunta víctima de agresión sexual fue acusada por supuesto uso de documento falsificado y conspiración criminal. El 2 de agosto de 2021, después que la Policía no pudiera ubicar su paradero, un juez local emitió contra ella una orden de arresto sin posibilidad de fianza. 

Violencia sexual en la India

Las denuncias sobre violación sexual son rutinarias en este país asiático, donde se registraron en promedio 90 violaciones por día en 2019. En muchas ocasiones no se pudo identificar ni llevar a la justicia a los responsables. Así, ante la inacción de las autoridades, un grupo de personas enfurecidas asaltó en octubre de 2020 a un curandero que presuntamente había violado a una niña de unos 14 años en repetidas ocasiones, después de convencer a sus padres de que debía usar «métodos tántricos».

A veces, para atraer la atención del público y pedir justicia, los familiares de las víctimas recurren a medidas extremas. A principios de octubre de 2020, en el estado indio de Uttar Pradesh, los padres de una niña de seis años que murió víctima de violación colocaron el cadáver de su hija en una calle a modo de protesta.