VIDEOS: Así caminan los tardígrados, los animales de ocho patas más resistentes del planeta

Publicado: 31 ago 2021 16:58 GMT

En la naturaleza, estos microorganismos suelen encontrarse en musgos, líquenes y helechos, pero son perfectamente capaces de desplazarse sobre múltiples terrenos e incluso sobre agua dulce y salada.

Un grupo de investigadores publicó este 31 de agosto en la revista científica PNAS un estudio en el que describen las capacidades locomotoras de los tardígrados, animales generalmente microscópicos considerados casi indestructibles por poder sobrevivir en condiciones extremas.

También llamados ‘ositos de agua’ por su apariencia similar a la de un diminuto oso, los tardígrados pertenecen al grupo de los panartrópodos y sus características sugieren que comparten un antecesor común con los artrópodos, grupo en el que se incluyen los insectos, arácnidos y crustáceos. Además, son los únicos organismos del reino animal capaces de sobrevivir en el vacío y la radiación del espacio, soportar temperaturas de -200 a 150 grados Celsius y pasar hasta 10 años sin obtener agua.

Ahora, el equipo de investigadores dirigidos por Jasmine Nirody, bióloga mecánica de la Universidad Rockefeller (EE.UU.), ha tomado a unos cuantos tardígrados de la especie Hypsibius dujardini y los ha colocado en diferentes superficies con el objetivo de analizar el modo en que se desplazan y coordinan sus patas al hacerlo.

Científicos disparan tardígrados con un cañón para comprobar si podrían sobrevivir a impactos espacialesCientíficos disparan tardígrados con un cañón para comprobar si podrían sobrevivir a impactos espaciales

«Para mí, una de las cosas más geniales e inicialmente más sorprendentes acerca del andar de los tardígrados fue lo bien que lo hacen. ¡Tienen un paso regular y se parece un montón al de animales mucho más grandes!», tuiteó Nirody.

Los investigadores notaron que estos pequeños animales se movían de forma distinta dependiendo del tipo de superficie. Por ejemplo, en un gel rígido adoptaban una locomoción parecida a la de una hormiga, mientras que en un gel más suave preferían desplazarse «al galope», moviendo sus extremidades delanteras o traseras al mismo tiempo, como lo haría un caballo.  

«Esta estrategia también se ha observado en artrópodos para moverse de manera eficiente sobre sustratos fluidos o granulares», señala el estudio.

Por otro lado, los tardígrados hallaron particularmente complicado el reto de moverse sobre superficies sólidas y lisas, como el vidrio.

En la naturaleza, estos microorganismos suelen encontrarse en musgos, líquenes y helechos, pero son perfectamente capaces de desplazarse sobre múltiples terrenos e, incluso, sobre agua dulce y salada.

Los investigadores aún no han descifrado por qué los tardígrados caminan de formas tan parecidas a los insectos, pero la respuesta puede deberse a un posible ancestro común o a que estas cualidades evolucionaron por separado en ambos tipos de organismos.