Vídeo | Vlad Jr. da su primer jonrón, todo un cohetazo

Si el primer estacazo de la primavera para el cañonero dominicano Vladimir Guerrero Jr. el jueves no hubiese volado la cerca, bien podría haberla atravesado.

Guerrero conectó un batazo en línea que tuvo una distancia de 412 pies por todo el jardín central en el TD Ballpark, ante un sinker del derecho Michael Fulmer. El cuadrangular tuvo una velocidad de salida de 111.2 millas por hora. Con tan sólo escuchar el sonido del bate, uno se podría dar cuenta de lo lejos que este tablazo iba a viajar.

Previo al partido del jueves contra los Tigres, Guerrero había conectado un par de sencillos en la acción de la Liga de la Toronja,

Ésta es la clase de swing que los Azulejos buscan de Guerrero, quien se presentó a los entrenamientos mucho más delgado mientras busca recuperar la forma que lo convirtió en el mejor prospecto de todo el béisbol al principio de la temporada del 2019. Keegan Matheson está a cargo de la cobertura de los Azulejos, narra la historia del batazo en las páginas de MLB.com.

La mayoría de dicho enfoque de Guerrero recae en la fortaleza y la habilidad para sostener su swing a lo largo de 162 juegos, pero Toronto también se ha sentido motivado por la velocidad del bate del dominicano, la cual siempre ha sido especial.

Cualquier pelota conectada hacia el aire también son buenas noticias para Vlad Jr. En 2019, su ángulo de despegue promedio de 6.7 grados lo colocó en el 369no lugar entre los 398 bateadores con por lo menos 100 visitas al plato.

En el 2020, ese promedio disminuyó a 4.6 grados, dejándolo en el 325to lugar entre los 352 calificados (50+ visitas al plato). Guerrero no es una gacela en los senderos. Por lo tanto, verlo elevar la bola y conectarla con tanta autoridad es impresionante.

Previo al partido del jueves contra los Tigres, Guerrero había conectado un par de sencillos en la acción de la Liga de la Toronja, pero los únicos números destacados en partes de cinco encuentros fueron sus tres bases por bolas recibidas y un solo ponche.

Sí, el bate de Guerrero será su mayor atracción a lo largo de su carrera, pero siempre ha sido su avanzado enfoque en el plato lo que deja la mesa puesta para estos cañonazos impresionantes.