Vídeo | El expresidente del Barcelona comparece ante la justicia

El expresidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y su mano derecha, Jaume Masferrer, detenidos el lunes por el escándalo del ‘Barçagate’, comparecen este martes ante la juez, que investiga el caso.

Tras pasar la noche en una comisaría de Barcelona, los dos exdirigentes del club azulgrana «pasan a disposición judicial esta mañana», dijo a la AFP una fuente policial.

Según una fuente cercana al caso, también fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad el director general del club, Oscar Grau, y el dirctor jurídico, Román Gómez Ponti

Ambos comparecerán ante una jueza de un juzgado barcelonés que lleva adelante «una investigación por presuntos delitos relativos al patrimonio y el orden socioeconómico» por el denominado ‘Barçagate’.

Aunque las fuentes no concretaron la hora de comparecencia de los dos detenidos, los medios españoles señalan que Bartomeu estaba citado a las 8h30 GMT en los juzgados.

Según una fuente cercana al caso, también fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad el director general del club, Oscar Grau, y el dirctor jurídico, Román Gómez Ponti.

Todos estos arrestos se produjeron el lunes por parte de la policía regional catalana, que también llevó a cabo registros en las oficinas del Barcelona por el denominado ‘Barçagate’.

Este caso, destapado en 2020 por la radio Cadena Ser, reveló la contratación de una empresa para supuestamente llevar a cabo una campaña de desprestigio en redes sociales contra opositores a Bartomeu y figuras como Lionel Messi o Gerard Piqué.

Según la radio, el Barça había pagado un millón de euros (1,2 millones de dólares) en varias facturas para supuestamente evitar los controles internos a I3 Ventures, de la que se desvinculó tras el escándalo.

La antigua directiva barcelonista reconoció haber contratado esta empresa, pero rechazó haberles encargado una campaña de difamación, sino que sólo era para vigilar las redes.

El caso provocó un terremoto institucional, con la dimisión de seis directivos, y la interposición de una demanda por parte de un grupo de socios contra la junta directiva de Bartomeu por «presunta corrupción y administración desleal».

Criticado por un amplio sector de la afición, de la plantilla e incluso de la directiva, Bartomeu y lo que quedaba de su junta directiva dimitieron a finales de octubre cuando estaban a punto de ser destituidos por una moción de censura.

El domingo tendrán lugar las elecciones de las que saldrá su sucesor al frente del Barça.