Unicef “celebra el gesto de valor” de México por su retorno a las clases en tercera ola de COVID

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) celebró este jueves el “gesto de valor” del Gobierno mexicano por su plan de regreso a clases, que causa controversia porque ocurrirá el 30 de agosto en plena tercera ola de COVID-19.

“Este gesto que está haciendo el Gobierno de México de promover el retorno a clases es un gesto de valor mundial, en el mundo entero se está celebrando esta decisión’, declaró Fernando Carrera, nuevo representante de la Unicef en México, en la rueda de prensa diaria de Palacio Nacional.

México no tiene clases presenciales desde marzo de 2020 de forma generalizada en el país, que tiene la cuarta cifra más alta de muertes por COVID-19 en el mundo, con más de 250.000 decesos y más de 3,1 millones de casos.

De los 150 millones de estudiantes en el mundo que no han vuelto a las escuelas en 18 meses, casi 37 millones son de México, lamentó el representante de Unicef.

‘La decisión del Gobierno de México y de ustedes como sociedad de comprometerse a un retorno seguro a las escuelas es, sin duda alguna, un acontecimiento importantísimo para los niños, las niñas de México, pero muy importante para el mundo y quiero destacarlo’, sostuvo Carrera.

Sin embargo, el retorno a las aulas ha despertado críticas porque ocurrirá en plena tercera ola de contagios de COVID-19, que este miércoles marcó el récord de infecciones diarias más altas de toda la pandemia, con casi 29.000.

El Gobierno de México también ha levantado críticas por minimizar los contagios en los niños, pues en publicidad oficial ha asegurado que ‘en el mundo no existe evidencia de epidemia por COVID-19 en menores edad’.

Sin referirse a las polémicas, el representante de Unicef reconoció que ‘por supuesto que puede haber focos infecciosos’, por lo que eso debe ‘darse por descontado’.

‘La pregunta no es si va a haber, porque ha habido focos infecciosos por todo el territorio nacional, ¿por qué no habría de haberlos en las escuelas y en los colegios? Es algo normal que suceda. La pregunta es ¿cómo los manejamos?’, indicó.

La pandemia ha provocado la deserción de 5,2 millones de estudiantes, de los que 3 millones son niñas y niños, recordó Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Para justificar el retorno a las aulas, el funcionario presentó un estudio de la Segob que alerta por el incremento de 24 % en la violencia familiar y de 12 % en suicidios, además de problemas como embarazos adolescentes.

El representante de Unicef ofreció cooperación con el Gobierno para establecer protocolos sanitarios, monitoreo de los centros educativos, comunicación para información correcta, y recuperar aprendizajes y la salud mental.

‘Tendremos un desafío dos o tres años más para sacar adelante todo, pero creo que vamos por el camino seguro’, aseveró Carrera. EFE.