Una ‘rave’ ilegal de varios días en Italia termina con muertos, denuncias por violación, hospitalizados y posibles contagios de covid-19

Publicado: 19 ago 2021 23:07 GMT

En el encuentro, que comenzó el sábado 14 de agosto a orillas de un lago del centro del país, participaron cerca de 10.000 personas.

La policía de Italia logró que finalizara antes de tiempo una masiva fiesta electrónica ilegal, promocionada como Teknival Space Travel, que había comenzado en la madrugada del sábado 14 de agosto a orillas del lago Mezzano, en la región de Lacio, en el centro del país. Hubo al menos dos muertos, denuncias por violación y hospitalizados.

Unas 10.000 personas participaron de la ‘rave’ hasta que finalizó de manera anticipada en la noche del miércoles, ya que se preveía que continuaría hasta el 23 de este mes. Aunque en las primeras horas de este jueves aún quedaban algunos jóvenes en el lugar, especialmente extranjeros decididos a continuar con la fiesta hasta el próximo lunes, las autoridades confirmaron que “la zona ha sido liberada” y que “no queda nadie en el interior”.

Según se indicó, hay varias investigaciones en curso, lo que incluye la muerte de dos personas, una de ellas un hombre de 25 años que perdió la vida mientras nadaba en el lago. Además, según recogieron medios locales, hubo al menos tres denuncias por violación y decenas de hospitalizados, muchos de ellos por intoxicación con alcohol.

También se teme que el encuentro derive en un brote de covid-19. Incluso, en las redes sociales trascendió que en el lugar una mujer dio a luz y hubo perros muertos por causa del calor y la falta de comida y agua.

Drogas, alcohol, una garganta cortada y un hombre atravesado por la rama de un árbol: culmina el festival 'Redneck Rave' en EE.UU.Drogas, alcohol, una garganta cortada y un hombre atravesado por la rama de un árbol: culmina el festival 'Redneck Rave' en EE.UU.

Stefano Bigiotti, alcalde de la localidad de Valentano, criticó la realización de la ‘rave’ por “comprometer la seguridad de toda la comunidad local”, por los “altísimos riesgos asociados con la emergencia epidemiológica” y por las consecuencias ambientales. Además, expresó su deseo de que “los culpables de esta perversa y vergonzosa iniciativa puedan ser identificados y llevados ante la justicia sin demora”.

Respecto al desalojo, afirmó que se realizó “con el máximo respeto por la población” y que ahora las operaciones estaban centradas en “retirar los residuos que quedan en el suelo lo antes posible”.

Por su parte, el delegado del gobierno provincial de Viterbo, Giancarlo Sant’Elia, explicó que el desalojo por la fuerza era imposible, dado que había “miles de participantes dispersos en un área de 30 hectáreas”.