Un modelo sostenible para empoderar a las comunidades

En un contexto global, donde las fronteras tecnológicas definen los límites del desarrollo, las comunidades juegan un rol determinante en su progreso.

El Banco Mundial establece que para 2050 la población urbana duplicará su tamaño actual y aproximadamente 70 de cada 100 personas en el mundo vivirán en ciudades. Ante esta realidad el empoderamiento de las comunidades es determinante para la creación de valor compartido y la generación de ingresos sin afectar el entorno.

Por esta razón, los proyectos que persiguen la sostenibilidad, como lo es Nature Village en la comunidad de Sabana Yegua en Azua, requieren del respaldo de aliados clave para el desarrollo, como lo representa el modelo de intervención con tecnología de punta para el cierre de la brecha digital de Altice Dominicana, a través de la Fundación Altice.

Un aliado tecnológico

En esta demarcación se ha logrado implementar la primera comunidad autosostenible del país. Sus habitantes tienen acceso a energía a través de paneles solares, poseen agua potable, crearon un emprendimiento comunitario y tienen acceso a internet de alta velocidad provisto por Altice.

Las familias de Sabana Yegua, para ser una comunidad verdaderamente autosostenible, requerían contar con una conexión de alta velocidad de internet que les permitiera obtener los datos de indicadores socioeconómicos y demográficos sobre el desempeño de la comunidad, así como tener acceso a wifi en la escuela de la comunidad para proveer educación a sus niños.

Con la conexión de internet, y a través de sensores conectados a la base de datos, se puede medir desde el volumen de agua que recibe una familia hasta el oxígeno y la temperatura de la piscifactoría, un proyecto de crianza de peces que provee ingresos a la comunidad.

La calidad del agua, los medidores medioambientales, la electricidad residencial, entre otros factores, quedan en funciona- miento con el internet provisto por la empresa de telecomunicaciones Altice.

En palabras de su CEO, Ana Figueiredo, al referirse al proyecto expresó: “A través de la Fundación Altice estamos comprometidos con el desarrollo sostenible de la República Dominicana, proveyendo acceso a conectividad de la mayor calidad, sin costo, para el beneficio de comunidades en las que aún no han podido iniciar un camino hacia el desarrollo. Nuestra meta es apoyar y demostrar con acciones concretas que es posible la transformación comunitaria utilizando como punta de lanza la tecnología”.

Y así, la comunidad de Sabana Yegua en Azua, apoyada por la visión de desarrollo sostenible de sus principales promotores, Nature Power Foundation y por la alianza estratégica con Altice Dominicana, queda conectada al futuro y representa un ejemplo tangible.