Un juez ordena a una pareja indemnizar a su hijo con 45.000 dólares tras deshacerse de su «tesoro de pornografía y juguetes sexuales»

Publicado: 28 ago 2021 13:48 GMT

La colección constaba de 12 cajas de gran tamaño con más de 1.000 títulos de películas y una variedad revistas pornográficas, muchas de las cuales, estimó el afectado, son irremplazables.

Este viernes, una pareja fue sentenciada por un juez de la Corte del Distrito Oeste de Michigan (EE.UU.) a pagar 45.000 dólares, tras ser demandada por su propio hijo por deshacerse de su colección de material pornográfico y artículos sexuales, informan medios locales.

David Werking, de 43 años, volvió temporalmente a casa de sus padres en Michigan tras un matrimonio fallido, llevando consigo sus películas y revistas pornográficas, que les dejó con la esperanza de que se las hicieran llegar después de mudarse a otro estado. Sin embargo, sus progenitores destruyeron el material, por lo que el demandante presentó una querella para buscar una compensación económica por sus pertenencias perdidas.

Durante el juicio, Victoria Hartmann, una experta en pornografía contratada por la defensa, avaluó la colección destruida en 30.441 dólares. Sin embargo, la especialista no pudo determinar el precio de 107 títulos, los cuales no fueron incluidos en la indemnización, señaló el juez de distrito que lleva el caso, Paul Maloney.

OnlyFans cambia de opinión y no prohibirá el contenido pornográficoOnlyFans cambia de opinión y no prohibirá el contenido pornográfico

Tras escuchar los alegatos presentados por ambas partes, Maloney sentenció a los acusados, Beth y Paul Werking, a pagar la cantidad señalada por la perito, como indemnización por destruir el «tesoro de pornografía y una serie de juguetes sexuales». Del mismo modo, les ordenó pagar 14.519,82 dólares al abogado de su hijo, sumando un total de 45.000 dólares.

De acuerdo a los reportes, la colección de David incluía «dos cajas de juguetes sexuales», así como 12 cajas grandes, del tipo que se usan durante las mudanzas, «llenas de pornografía», con al menos 1.605 títulos DVD y cintas VHS, muchos de los cuales, señaló el acusado, son «irremplazables».

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!