Un informe desvela que cada 12 horas se agrede a un periodista en México, mientras en Europa instan al país a asegurar que no haya «zonas de silencio»

Publicado: 24 ago 2021 23:06 GMT

La organización Artículo 19 detalló este martes sobre las 362 agresiones cometidas contra la prensa mexicana entre enero y junio de este año.

La violencia contra la prensa en México continúa en niveles alarmantes. En promedio, cada 12 horas se agrede a un periodista o medio de comunicación, según un informe de la organización Artículo 19. 

En su reporte publicado este martes, Artículo 19 informó que se cometieron 362 agresiones contra la prensa entre enero y junio de este año. Los actos de intimidación y hostigamiento fueron los más frecuentes, con un total de 113 incidentes registrados, lo que representa el 31,22% del total de ataques. 

Los actos de intimidación y hostigamiento fueron cometidos de manera física, verbal o a través de medios digitales. De acuerdo con la organización que defiende la libertad de expresión, estos ataques tienen como objetivo «generar una reacción de inhibición o autocensura en los periodistas«.  

Los integrantes de la prensa también fueron víctimas de 56 amenazas, que incluyeron el amedrentamiento contra la integridad de los periodistas o la advertencia de que los matarían si continuaban con su labor

Artículo 19 refiere que, ante estos actos intimidatorios, algunos periodistas deciden no continuar informando, «al ver que su vida e integridad corren peligro y ante la ausencia de un Estado que prevenga la violencia». 

En el primer semestre del 2021, al menos tres periodistas fueron asesinados en posible relación con su trabajo: 

  • El 3 de mayo, fue asesinado en el estado de Sonora el director de Noticias Xonoidag, Benjamín Morales Hernández
  • El 17 de junio, hombres armados mataron en Oaxaca a Gustavo Sánchez Cabrera, quien era director del medio digital Noticias Minuto a Minuto
  • El 22 de junio, fue encontrado el cuerpo de Saúl Tijerina Rentería, colaborador de Noticias en la Web, en un camino de terracería en el estado de Coahuila

Desde el 1 de diciembre de 2018, cuando comenzó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, 22 periodistas han sido asesinados, según informó Artículo 19, que contabilizó los recientes homicidios de Ricardo López Domínguez y Jacinto Romero Flores, perpetrados el 22 de julio y el 19 de agosto, respectivamente. 

Esta cifra difiere de la proporcionada en julio por la Secretaría de Gobernación, que reconoce el homicidio de 43 periodistas. La diferencia en las cifras podría radicar en que Artículo 19 documenta únicamente los asesinatos que están relacionados con la labor periodística. 

México reconoce que 43 periodistas y 68 defensores de derechos humanos fueron asesinados durante el gobierno de López ObradorMéxico reconoce que 43 periodistas y 68 defensores de derechos humanos fueron asesinados durante el gobierno de López Obrador

¿Quiénes agreden?

La organización de defensa de la libertad de expresión refiere que «el Estado es el principal agresor de la prensa«, con un total de 134 incidentes violentos contra periodistas

Los funcionarios civiles estarían vinculados en 83 agresiones; seguido por las fuerzas de seguridad civiles, quienes serían responsables de 46 ataques; y las Fuerzas Armadas estarían involucradas en 5 incidentes contra la prensa. 

En el caso de los agentes no estatales, personas señaladas como «particulares» estarían detrás de 79 agresiones contra la prensa; los partidos políticos habrían cometido 56 ataques; el crimen organizado sería responsable de 12 incidentes. En 81 casos, no se identificó a los responsables.  

Reacción internacional

Los países que conforman la Unión Europea y las Embajadas de Noruega y Suiza hicieron un llamado a las autoridades mexicanas para garantizar «investigaciones expeditas y transparentes con el fin de identificar y juzgar a los responsables» de los crímenes contra periodistas. 

En una declaración emitida este martes por el homicidio de Romero Flores, instaron al Gobierno mexicano para que realice las acciones necesarias para que no haya «zonas de silencio» en el territorio debido a la violencia ejercida contra la prensa. 

«Instamos a las autoridades mexicanas competentes a hacer uso de todos los medios a su alcance para garantizar la protección de todos los periodistas en México», reza la declaración conjunta.