Un hijo de Lukashenko le sustituye al frente del Comité Olímpico Bielorruso

Víctor Lukashenko, el hijo mayor del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, y hasta ahora vicepresidente primero del Comité Olímpico Nacional, sustituirá a su padre al frente de esa institución, informó hoy la agencia oficial BELTA.

La Asamblea Olímpica de Bielorrusia eligió este a Víktor Lukashenko como nuevo presidente del comité en sustitución de su progenitor, aun cuando este está sancionado -al igual que su padre- por el Comité Olímpico Internacional (COI).

La secretaria general del Comité Olímpico Nacional, Polina Golovina, propuso dos candidatos: el presidente y su hijo.

«Si se han propuesto dos candidatos, esto es nuevo para mí. Creí que solo habría uno. No planeaba ser (re)elegido como jefe del Comité Olímpico para el próximo mandato. Si ustedes están de acuerdo, que sea mi hijo mayor», señaló el jefe de Estado bielorruso, que lideraba la organización desde 1997.

La secretaria general del Comité Olímpico Nacional, Polina Golovina, propuso dos candidatos: el presidente y su hijo.

Prometió que bajo la presidencia de su hijo Víctor, que era vicepresidente primero desde finales de 2019, no habrá robos ni corrupción, ni tampoco malversación de fondos, y su comportamiento hacia los atletas y entregadores será «amable».

«Yo no me alejaré de cuestiones deportivas» señaló en todo caso Alexandr Lukashenko, a quien se ofreció la presidencia honorífica del Comité Olímpico Nacional, aunque éste la rechazó, de acuerdo con la agencia BELTA.

El mandatario quiso sin embargo dejar claro que no pretende transferir todo el poder del Estado a su hijo Víctor.

«He dicho muchas veces que esto no ha sido discutido y no puede ser discutido en nuestra familia. Ni un solo hijo mío será presidente de Bielorrusia después de mí», recalcó Lukashenko, quien añadió que su hijo mayor abandonará hoy mismo el cargo de asistente al presidente para la Seguridad Nacional.

El Comité Ejecutivo del COI vetó en diciembre al líder bielorruso y a otros miembros electos del comité olímpico de ese país de la posibilidad de asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio, tras decretar una suspensión provisional.

Además, el organismo internacional suspendió toda ayuda al comité bielorruso, excepto las destinadas a la preparación de los atletas, que las recibirán directamente.

Previamente, el COI abrió una investigación por sospechar que varios deportistas bielorrusos que apoyaron las protestas antigubernamentales en el país habían sido víctimas de represiones políticas.

Más de 1.500 atletas bielorrusos firmaron en agosto pasado una carta abierta en la que pedían la dimisión de Lukashenko y la celebración de nuevas elecciones en el país.