«Un crimen de odio que no se va a permitir»: López Obrador sobre la muerte del joven que fue violado y torturado por policías en Yucatán

Publicado: 20 ago 2021 16:19 GMT

El presidente de México exigió «castigar a los responsables» del fallecimiento de José Eduardo Ravelo, tras la liberación de cuatro policías municipales.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó como un «crimen de odio» lo sucedido con José Eduardo Ravelo, un joven que denunció haber sido detenido, violado repetidas veces y torturado por varios policías en el estado de Yucatán y que falleció casi dos semanas después por las graves heridas. 

«En el caso de este joven que fue ultrajado y asesinado en Mérida, eso es un crimen de odio y no se va a permitir», dijo López Obrador durante su habitual conferencia matutina de este viernes. 

«No es nada más una actitud de los policías. No solo el que ejecuta, sino el que tolera ese tipo de atrocidades«, agregó el mandatario una semana después de que un juez de control resolvió no vincular a proceso a los cuatro policías municipales que habían sido imputados por los delitos de homicidio calificado cometido en pandilla, tortura agravada y violación agravada. 

El pasado viernes 13 de agosto, el juez de control del Primer Distrito Judicial, Rómulo Bonilla Castañeda, determinó que no existían pruebas suficientes para acreditar que los cuatro agentes detenidos habían cometido los delitos en contra de Ravelo. 

«Se tiene que ir a fondo y castigar a los responsables«, reafirmó López Obrador este viernes al referirse al caso.

Conmoción por muerte 

José Eduardo, de 23 años, murió el 3 de agosto en el Hospital General Agustín O’Horán de Mérida, tras presentar graves heridas, incluyendo una perforación en un pulmón, polifracturas y heridas en la cara y manos, así como daños en los riñones y en el cerebro. 

La madre del joven, Dora María Ravelo, denunció que su hijo fue aprehendido el 21 de julio por agentes de la Policía municipal en el Centro Histórico de Mérida, mientras se dirigía a una entrevista de trabajo. La causa de detención fue porque José Eduardo les pareció «sospechoso» a los oficiales. 

Entre inconsistencias y presiones de las autoridades: El impactante caso de un joven que murió tras ser violado y torturado por la Policía mexicanaEntre inconsistencias y presiones de las autoridades: El impactante caso de un joven que murió tras ser violado y torturado por la Policía mexicana

Al día siguiente, José Eduardo contó a su madre lo sucedido. «Lo esposaron, lo subieron a la patrulla, le bajaron los pantalones y uno de los agentes lo violó, seguido de los otros, que lo golpearon», narró Ravelo en entrevista con La Octava. 

La madre acompañó a su hijo a presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) de Yucatán, en donde un médico certificó la agresión sexual. Posteriormente, llevó a José Eduardo al Hospital General Agustín O’Horán.

El pasado 3 de agosto, José Eduardo murió en el citado hospital a consecuencia de un «síndrome de disfunción orgánica múltiple, secundaria a politraumatismo», según dictaminó un perito del Servicio Médico Forense de la Fiscalía. 

Tras la no vinculación a proceso de los cuatro policías municipales imputados inicialmente por la violación, tortura y homicidio de José Eduardo, la Fiscalía de Yucatán informó que presentará un recurso de apelación de la decisión judicial, por lo que el proceso sigue abierto.