Teoscar Hernández aprendió a hacer menos swings

Pasar por un mal momento, a inicios de la temporada del 2019, cambió la forma en que Teoscar Hernández toma sus turnos al bate y su juego cambió para siempre.

“Antes hacía muchos swings, pero aprendí a dejar pasar lanzamientos”, dijo Hernández vía Zoom.

Hizo referencia a los primeros 39 partidos del 2019, cuando bateó para .189 y fue enviado a las menores hasta casi finales de temporada.

Desde entonces, el dominicano ha ganado un Bate de Plata y se ha convertido en uno de los jugadores más productivos de los Azulejos de Toronto. “Fue un cambio. Me esforcé por esperar más lanzamientos y mantenerme en la zona de strike. Ese fue el cambio que me hizo mejor bateador”, dijo.

Y ciertamente que ha sido así.

Después de ser subido en el 2019, pegó 26 jonrones, con 65 remolcadas y la pasada campaña sacó la bola del parque en 16 ocasiones en los 53 partidos que jugó con los Azulejos.