Temístocles Montás: “Estamos listos para recibir a la Cámara de Cuentas”

Al realizar su discurso de despedida como presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Temístocles Montás, afirmó este domingo que durante su gestión se realizó el reordenamiento de las finanzas partidarias y la transparencia en el manejo de los fondos del partido.

“Estamos listos para recibir la Cámara de Cuentas para que audite los recursos de las elecciones de 2012 y 2016. Hoy podemos decir que el PLD está preparado para hacer una oposición responsable y constructiva interpretando las aspiraciones e intereses de la sociedad”, exclamó el miembro del Comité Político y expresidente interino del partido morado.

Señaló que cuando fue designado al mando del partido fue en un momento muy delicado del PLD y que recibió un partido cuya anterior presidencia había olvidado cuales eran sus responsabilidades orgánicas y cotidianas, lo que originó una disfuncionalidad dentro de sus filas.

Manifestó que durante el mandato del anterior presidente (Leonel Fernández), el partido había dejado de funcionar como cuerpo y que el Comité Político solo se reunía en situaciones de emergencias, lo que según Montás convirtió al CP del PLD en un organismo no operativo.

“Los informes que la Secretaría de Finanzas que debía rendir al Comité Político sobre el manejo de los recursos del partido nunca se presentaron en más de 17 años y la consecuencia de esa situación se aprecia con solo recordar que la pasada presidencia del partido nunca respondió a los requerimientos de la Cámara de Cuentas para auditar los fondos que el partido recibió para las elecciones del 2012-2016”, pronunció.

Declaró que durante su gestión al frente del partido se volvió a restablecer su base y su Comité Político se reunió periódicamente y que desde octubre de 2019 el órgano se reunió en 32 ocasiones, el Comité Central se reunió en cuatro ocasiones, y se celebró el IX Congreso dedicado en vida al compañero José Joaquín Bidó Medina.

Dijo que al hacer entrega de la presidencia del PLD a Danilo Medina lo hacía con la restauración de la dirección del partido, con los vínculos reestablecidos entre la dirección del partido y los organismos de base y que mantuvo una presidencia receptiva.