«Sin desviaciones o pausas para fumar»: Alibaba empieza el programa de prueba de sus robots mensajeros

Publicado: 30 ago 2021 12:52 GMT

Los autómatas, llamados Xiaomanlv o «burro pequeño» en mandarín, son capaces de entregar alrededor de 50 paquetes a la vez y hasta 500 cajas en un día, cubriendo hasta 100 kilómetros con una sola carga de energía.

El gigante chino de tecnología y comercio electrónico, Alibaba, anunció recientemente su plan para desplegar en campus universitarios y urbanizaciones 1.000 robots mensajeros, especializados en el reparto de última milla (etapa final en los procesos de entrega de compras), para hacer frente a la enorme demanda actual de pedidos online, explicando que «podrán hacer el viaje sin desviaciones o pausas para fumar«. 

Asimismo, añadió que entre los problemas que se presentan durante la última etapa, los repartidores pueden perderse tratando de encontrar un piso en un edificio o navegar por una gran urbanización, lo que resulta «costoso y requiere mucho tiempo«.

Boston Dynamics explica cómo el robot Atlas decide sus propias acciones para hacer 'parkour'Boston Dynamics explica cómo el robot Atlas decide sus propias acciones para hacer 'parkour'

Con el interés por desarrollar su propio sistema de logística y automatización, la empresa sugiere que la tecnología permite a los robots mensajeros encontrar su camino de manera más eficiente que los humanos, con la capacidad de predecir los movimientos de personas y vehículos cercanos de cinco a diez segundos antes, para evitar colisiones en el 99,9999 % de las veces.

Los robots, llamados Xiaomanlv o «burro pequeño» en mandarín, recogerán paquetes en un punto de entrega local y luego usarán senderos y carriles para bicicletas para llegar a sus destinos, con la capacidad de entregar alrededor de 50 paquetes a la vez y hasta 500 cajas en un día, cubriendo hasta 100 kilómetros con una sola carga de energía.

Según expertos, los Xiaomanlv tienen un nivel de autonomía de 4 sobre 5, lo que indica que son «altamente autónomos», capaces de operar en zonas tranquilas, pero aún no en una calle concurrida .