Se desploma puentecito sobre cañada en Pantoja

Se desplomó sin causar víctimas, un puentecito sobre una cañada que moradores del barrio Pantoja habían denunciado su mal estado a través de Diario Libre y que las autoridades no hicieron algo para evitarlo.

Se trata del puente de la calle La Redención, justo detrás del cementerio Cristo Redentor, que en mayo pasado vecinos dieron la voz de alerta, por medio de Diario Libre, ante la ruptura que se observaba en la improvisada obra.

Esta semana parte de la estructura cayó a la cañada y queda solo una viga por donde la gente camina con el riesgo de caerse en las putrefactas aguas de la cañada que cruza por el lugar.

Isidro Travieso Núñez, presidente de la Junta de Vecinos Nuevo Amanecer de Villa María, La Palma en Pantoja, dijo que están en una situación de emergencia, debido a que cualquier persona se podría accidentar con los restos del puentecito.

“El presidente pasó por aquí un mes antes de las elecciones pasadas y prometió resolver en los primeros 100 días de su gobierno y no ha hecho nada, están esperando que se mate uno ahí”, dijo el dirigente comunitario.

Manifestó que los jóvenes del sector quieren realizar protestas callejeras para reclamar la reconstrucción del puente, pero que son los dirigentes de la junta de vecinos los que los tienen parados hasta esperar que las autoridades vayan a solucionar el problema.

Por su lado, Paco Ureña, dirigente comunitario, dijo que desde hace cinco años vienen presentando la problemática a las autoridades, pero nada han hecho. Explicó que la calle La Redención, donde estaba el puente, es la división del Distrito Nacional y Pantoja y que ningunos de los dos alcaldes se han preocupado en reconstruir el puente, pero mucho menos en recoger la basura que allí se acumula.

“Fidel de los Santos no ha hecho nada en Pantoja, las calles no sirven. En barrio 23, Villa Flores no sirven las calles y solo en la calle Enriquillo, Obras Públicas está haciendo algo, el síndico no hace nada por la calle La Redención. Pantoja es la división con el Distrito Nacional, uno de los más importantes donde viven cerca de 90,000 habitantes”, señaló.

José Castillo, otro residente en Pantoja, manifestó que muchas mujeres y niños se exponen al cruzar por lo que queda del puentecito. Demandó del ministro Deligne Ascensión que ordene la reconstrucción del puente.

Para salir del barrio la gente tiene que dar una vuelta por donde le dicen Villa María y la situación se complica cuando el cementerio cierra su puerta en horas de la tarde porque por el medio de este es que la gente trasmita en automóviles para salir hasta la ciudad.