Rusia apuesta por el misil Sarmat como elemento clave de disuasión nuclear «durante al menos 30-40 años»

Publicado: 3 sep 2021 08:34 GMT

Con un alcance de 18.000 kilómetros y ojiva de reentrada múltiple, el nuevo misil intercontinental cuenta con un sistema de guiado individual de cada munición.

El nuevo misil intercontinental ruso Sarmat, que actualmente se prepara para someterse a pruebas de vuelo, servirá como elemento principal de las fuerzas de disuasión nuclear rusas durante 30-40 años, declaró este jueves Dmitri Rogozin, director de la agencia espacial nacional Roscosmos.

«Este misil se convertirá en la base del escudo espacial nuclear ruso, en una garantía de seguridad para nuestra generación y las generaciones futuras y, durante al menos 30-40 años, protegerá a nuestro país», señaló el funcionario durante su intervención en el foro de nuevos proyectos de escala nacional Novoye Znaniye, informa Interfax.

Las pruebas de vuelo del Sarmat comenzarán este año y deberían terminar en 2022, cuando la Fuerza de Misiles Estratégicos recibirá los primeros misiles, detalló el mes pasado el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, durante su visita a la planta Krasmash de la ciudad siberiana de Krasnoyarsk, futuro fabricante de estos sistemas.

Rusia ultima los ensayos terrestres de sus misiles SarmatRusia ultima los ensayos terrestres de sus misiles Sarmat

El RS-28 Sarmat reemplazará al misil estratégico con base en silos más potente del mundo, el RS-20V Voevoda (SS-18 Satán, según la clasificación de la OTAN) en las divisiones Uzhúrskaya, en la región de Krasnoyarsk, y Dombarovskaya, en la región de Oremburgo.

El jefe de Roscosmos destacó «el alcance y la velocidad de ascenso únicos» del Sarmat, capaz de superar cualquier sistema de defensa antimisiles.

El misil estratégico pesado RS-28 Sarmat tiene un alcance de 18.000 kilómetros y una masa al despegue de 208,1 toneladas, con una carga útil de alrededor de 10 toneladas.  

El cuerpo del proyectil, de 35,5 metros de largo y 3 metros de diámetro, permite alojar hasta 178 toneladas de combustible líquido.

La ojiva del Sarmat es de reentrada múltiple y cuenta con un sistema de guiado individual de cada munición.

El misil se podrá desplazar hacia su objetivo a velocidades hipersónicas —superiores a Mach 17— cambiando de trayectoria en rumbo y de altura para que ningún sistema de defensa antimisiles pueda interceptarlo.