Román Jáquez reflexiona sobre Sexta Palabra y espera poder decir “todo está consumado”

El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Román Jáquez Liranzo, abogó para que el poder político y el sistema electoral a través de sus órganos de administración, jurisdiccional y partidos, agrupaciones y movimientos políticos se comprometan y cumplan la misión que la sociedad les ha confiado.

Al analizar la Sexta Palabra: “Todo está consumado”, sostuvo que el país espera que todos los actores cumplan con su deber de servir.

Jáquez Liranzo, expresó que: “Ojalá también nosotros podamos, al final de nuestras vidas, de nuestros proyectos, de nuestras funciones públicas, pronunciar esta misma frase de Cristo, con alegría y con la certeza de haber descubierto y cumplido nuestra misión. Que podamos asumir nuestra existencia y nuestros deberes con responsabilidad e integridad hasta las últimas consecuencias”.

Y dijo más: “Que al final, lleguemos a la meta y cumplido el objetivo, pudiendo decir “todo está consumado”.

Sexta Palabra: “Todo está consumado” Juan, 19, 30.

La sexta palabra que dice Jesús a la hora de su muerte es que “todo está cumplido”. Él está terminando su vida, su historia, su misión. Mira la obra que el Padre le encomendó: ser el Redentor de la humanidad, ser el cordero que se entrega y se inmola para dar la salvación a todos los hombres. “Todo está consumado”, significa que Él realizó, siendo obediente hasta la muerte, la misión que el Padre le confió.

Pero en nuestra vida, en nuestra sociedad, en nuestro sistema democrático no todo está cumplido. Ni en la iglesia, ni en el mundo, ni en nuestra familia, sino que todo está por cumplirse. Ojalá también nosotros podamos, al final de nuestras vidas, de nuestros proyectos, de nuestras funciones públicas, pronunciar esta misma frase de Cristo, con alegría y con la certeza de haber descubierto y cumplido nuestra misión. Que podamos asumir nuestra existencia y nuestros deberes con responsabilidad e integridad hasta las últimas consecuencias.

Nuestro país espera que nosotros le sirvamos, la familia espera que cumplamos nuestro deber. Esperan que el poder político y el sistema electoral a través de sus órganos de administración, jurisdiccional y partidos, agrupaciones y movimientos políticos se comprometan y cumplan la misión que la sociedad le ha confiado. Y que al final, lleguemos a la meta y cumplido el objetivo, pudiendo decir “todo está consumado”.