Putin y Xi Jinping discuten la situación en Afganistán y coinciden en la necesidad de esfuerzos para combatir el terrorismo y el narcotráfico

Publicado: 25 ago 2021 11:55 GMT

Ambos líderes enfatizaron la importancia de alcanzar la paz en el país asiático.

El presidente ruso, Vladímir Putin, mantuvo este miércoles una conversación telefónica con su homólogo chino, Xi Jinping, comunica el Kremlin.

Durante el diálogo, los líderes discutieron en detalle la situación en Afganistán. Acerca del país, «expresaron su disposición a intensificar los esfuerzos para combatir las amenazas del terrorismo y el narcotráfico», al tiempo que enfatizaron «la importancia de establecer la paz lo antes posible».

Con el fin de alcanzar ese objetivo y «prevenir la expansión de la inestabilidad a las regiones adyacentes», Putin y Xi acordaron «aprovechar al máximo el potencial de la Organización de Cooperación de Shanghái» e «intensificar los contactos bilaterales y una estrecha coordinación» entre Rusia y China.

En cuanto a las relaciones entre las dos potencias, Putin y Xi acordaron que «la asociación estratégica ruso-china se está desarrollando progresiva y dinámicamente» y que «las partes están interesadas en profundizar aún más la interacción en toda la gama de temas de la agenda bilateral e internacional».

  • La ofensiva talibana* se intensificó desde el mismo momento en que las tropas estadounidenses iniciaron su retirada de Afganistán, que Washington tenía previsto completar el próximo 31 de agosto.
  • El 15 de agosto, los insurgentes  tomaron el control de la capital y dieron por finalizada su ofensiva por todo el país. El presidente Ashraf Ghani renunció a su cargo y abandonó precipitadamente el territorio afgano.
  • Este martes, Putin señaló que Moscú sigue de cerca la situación en Afganistán, que caracterizó como «complicada y preocupante». «Por supuesto, no vamos a interferir en los asuntos internos de Afganistán y mucho menos involucrar a nuestras Fuerzas Armadas en un conflicto de todos contra todos», dijo.

* El movimiento talibán, designado como «organización terrorista» por el Consejo de Seguridad de la ONU, está declarado como grupo terrorista y prohibido en Rusia.