Putin anuncia que para 2024 la carga enviada por la ruta marítima del Norte llegará a los 80 millones de toneladas

Publicado: 3 sep 2021 06:04 GMT

Según el presidente ruso, esta ruta de navegación que une el Atlántico con el Pacífico a lo largo de las costas de Rusia, tiene grandes perspectivas, por lo que «no es casual que muchos estados quieran venir aquí a trabajar y utilizarla».

El volumen de carga que se mueve a través de la ruta marítima del Norte, que une el océano Atlántico con el Pacífico a lo largo de las costas de Rusia, se espera que aumente hasta los 80 millones de toneladas en los próximos tres años, según lo ha anunciado el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en el Foro Económico Oriental celebrado estos días en la ciudad de Vladivostok.

La ruta recorre la costa ártica rusa y Siberia, desde el mar de Kara hasta el estrecho de Bering, y se encuentra dentro de la zona económica exclusiva de Rusia. Con una longitud de 5.500 kilómetros, es una de las tres rutas de transporte que unen el Lejano Oriente ruso con la parte europea del país.

Rusia empieza la construcción del Expreso Polar, cable submarino de 12.650 km, que digitalizará la Ruta Marítima del Norte y conectará Europa y AsiaRusia empieza la construcción del Expreso Polar, cable submarino de 12.650 km, que digitalizará la Ruta Marítima del Norte y conectará Europa y Asia

«En 1986, la Unión Soviética obtuvo el mayor volumen de tráfico a lo largo de la ruta marítima del Norte», afirmó el líder ruso, agregando que los envíos en ese momento llegaron a unos 7,3 millones de toneladas, y que para 2020 habían ascendió a los 33 millones de toneladas.

Según el mandatario, esa ruta tiene grandes perspectivas, por lo que «no es casual que muchos estados quieran venir aquí a trabajar y utilizarla». «El movimiento de bienes a lo largo de la ruta del mar del Norte reduce significativamente el precio de los bienes para el consumidor final«, explicó Putin.

El presidente también recordó que el 18 % del territorio de Rusia está ocupado por la zona ártica, por lo que es importante desarrollar la ruta marítima del Norte y toda la región.

Esta ruta que atraviesa el Ártico es actualmente el paso más corto entre Europa y Asia. Suele estar bloqueada durante varios meses debido a los gruesos hielos que se forman en el mar, pero se espera que la flota de nuevos rompehielos de Rusia resuelva el problema de navegar por las aguas heladas durante todo el año.