Productores tendrán hasta el 30 de noviembre para retirar las cosechas de ciclo corto en Valle Nuevo

El Ministerio de Medio Ambiente otorgó este lunes un plazo que concluye el 30 de noviembre para la finalización y retiro de toda la cosecha de productos de ciclo corto efectuada dentro de los límites del Parque Nacional Valle Nuevo, como parte de unas nuevas medidas establecidas por la institución para el rescate de esa zona.

La información fue ofrecida en una rueda de prensa por el titular de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, quien sostuvo que la medida citada está contenida en la resolución 034-2021, emitida hoy por el Ministerio.

Medio Ambiente reiteró la prohibición de que se hagan nuevas siembras y dijo que “se abordan aspectos relacionados al retiro de cultivos de ciclo corto y alternativas a los de ciclo largo, así como los planes de reubicación acorde al Censo de Familias y Predios Agrícolas que fue elaborado este año por un equipo multidisciplinario con la compañía de la Asociación de Productores Hortícolas de la Horma (Asoprohorma)”.

Jorge Mera informó que desde la mañana de hoy el Ministerio tomó control de los puntos de entrada que dan acceso al lado sur del Parque Valle Nuevo, específicamente, en La Nuez y La Morita. En ese sentido, el Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa) estableció un sistema de vigilancia como parte de las acciones del plan de rescate.

La resolución dispone también un plazo de 60 días para que los ministerios de Medio Ambiente, Vivienda, el Instituto Agrario Dominicano y el Programa Supérate elaboren y presenten un proyecto de tipo asentamiento agrario, “que permita la reubicación de aquellas familias que habitan de manera permanente y en condición de vulnerabilidad dentro de los límites del Parque Nacional Valle Nuevo, tal y como ha sido evidenciado en el Censo de Familias y Predios Agrícolas realizado en el año 2021”.

También se trabajará en la elaboración de un proyecto de asentamiento agrario, con el objetivo de reubicar a aquellos ocupantes de predios agrícolas que han hecho usufructo de estas tierras desde antes que fuesen declaradas como área protegida, con sus límites actuales, de conformidad con la Ley No. 202-04.

Además, se trabajará en la finalización del levantamiento de aquellos títulos de propiedad que correspondan a parcelas ubicadas dentro de los límites de la vertiente sur para realizar las compensaciones o permuta de lugar de acuerdo al artículo 31 de la ley 202-04.

También se dio un plazo de 60 días, a partir de la publicación de la presente resolución, para que en coordinación con el Programa Supérate, y representantes de la Asociación de Productores Hortícolas de la Horma (Asoprohorma), se determinen las alternativas para los productos de ciclo largo, tales como fresas y aguacates que se esté llevando a cabo en el área protegida.

Restauración ecológica

Jorge Mera explicó que el ministerio realizará un estudio técnico con el objetivo de restaurar ecológicamente los terrenos que fueron sembrados con productos de ciclo corto, específicamente en las zonas de La Morita, La Nuez, Las Espinas, Las Nueces, Loma de Los Chivos, La Cienaguita (Tetero de Mejía), Las Cuevas y Vallecito de Los Manieleros que se encuentran dentro del parque.

Acciones durante los 100 días

Desde que fue emitida la Resolución 0016-2021 el Ministerio ha realizado diversos encuentros con los agricultores de la Asociación de Productores Hortícolas de la Horma (Asoprohorma), para intercambiar impresiones con el fin de dar respuesta a sus inquietudes.

Además, se realizó un censo social y agrícola en las comunidades de Las Espinas, La Cienaguita, Tetero de Mejía, Loma del Chivo, La Nuez y La Morita, con el objetivo de determinar el espacio que ocupa cada predio y las condiciones socioeconómicas del agricultor, así como para identificar los tipos y cantidades de rubros sembrados, la fecha en que ha sido sembrado y el tiempo que falta para ser cosechado.

El Ministerio de Medio Ambiente dispuso el cumplimiento del Plan de Rescate en Valle Nuevo porque en esta área protegida nacen más de 700 arroyos de los que se alimentan ríos como el Nizao, Yuna, Ocoa, Yaque del Norte y Yaque del Sur que suplen de agua a la mayoría de la población.