Productores de ron dominicano rechazan propuesta para aumentar bebidas alcohólicas

La Asociación Dominicana de Productores de Ron (Adopron) alertó sobre las consecuencias de un aumento al Impuesto Selectivo por Grado Alcohólico, “que incrementaría la desproporcionada inequidad existente entre las diferentes categorías de bebidas y fomentaría el crecimiento del mercado ilícito”.

La entidad, que agrupa a las marcas más tradicionales y reconocidas del país, dijo en un comunicado que un cambio tributario de esa naturaleza reducirá las recaudaciones y expondrá a los consumidores de menos ingresos al riesgo de intoxicación por consumo de bebidas adulteradas de menor precio, al verse privados del derecho a adquirir productos legales que garanticen su seguridad.

A juicio de Adopron, los antecedentes verificables respaldan el planteamiento, porque la reforma fiscal de 2012 tuvo un “devastador impacto en la industria del ron dominicano, generando una caída en las ventas superior al 30 %, que a la fecha no se ha recuperado”.

Asimismo, agregó que generó una caída de las recaudaciones reales de tres mil millones de pesos. El Estado tuvo que esperar seis años para recuperar las recaudaciones que recibía previo a la reforma.

“Incentivado por la excesiva carga impositiva del segmento de más bajo precio, se generó un mercado ilegal que llegó a alcanzar tres millones de litros en un año, defraudando al Estado por más de dos mil millones en impuestos anuales y haciéndole una competencia desleal a los productores legales que cumplen con todas las normas y honran todos sus compromisos”, expresó Adopron en el comunicado.

Al enfatizar sobre la experiencia que se ha vivido desde 2012, sostuvo que los altos impuestos también propiciaron el surgimiento de una industria clandestina que produce y comercializa bebidas tóxicas que han provocado la muerte de cientos de personas en los últimos 18 meses.

Manifestó que el ron dominicano es el producto con la tasa efectiva de tributación más alta del país, llegando a representar un 70 % en el segmento de bajo precio.

Indicó que en términos proporcionales, el ron paga más del doble de impuestos que el resto de las bebidas alcohólicas, tanto locales como extranjeras. “Es decir, que a un producto nacional que representa una marca país se le penaliza mucho más que a los productos importados”, razonó.

A consideración del conglomerado, “un aumento al Impuesto Selectivo por Grado Alcohólico incrementaría la desproporcionada inequidad existente entre las diferentes categorías de bebidas y fomentaría el crecimiento del mercado ilícito, reduciendo las recaudaciones y exponiendo a los consumidores de menos ingresos al riesgo de intoxicación por consumo de bebidas adulteradas de menor precio, al verse privados del derecho a consumir productos legales que garanticen su seguridad”.

“Reconocemos la necesidad que tiene el Gobierno de aumentar sus ingresos para enfrentar el difícil escenario que vivimos actualmente y estamos comprometidos en colaborar para identificar escenarios posibles, razonables y equitativos, que permitan aumentar los ingresos sin causar graves afectaciones a las empresas y a la sociedad”, expresó la organización.

Subrayó que el ron dominicano es una de las industrias que más valor, tangible e intangible, aporta a República Dominicana y, si se le asfixia con impuestos desproporcionados, se estaría condenando a la quiebra a empresas que han producido una valiosa marca país por más de un siglo. “¡Pedimos equidad, que todos contribuyamos de la misma manera al país que nos merecemos!”, resaltó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *