Pro Consumidor ocupa productos usados para fabricación de “ácido del diablo” en ferreterías del Distrito Nacional

El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) informó este jueves que ocupó en varias ferreterías cientos de productos químicos utilizados para la fabricación del “ácido del diablo”.

Dentro de esos químicos se encuentran el “plomerito”, ácido propílico, sulfúrico y otros. El director ejecutivo de la entidad, Eddy Alcántara, explicó que esos productos fueron decomisados por el cuerpo de inspectores de Pro Consumidor en varias ferreterías y almacenes del Distrito Nacional.

Explicó que, en los operativos, encabezados por la subdirectora Administrativa de la institución, María Teresa Paulino, fueron confiscadas grandes cantidades de cajas conteniendo botellas y galones de estos productos que atentan contra la salud y la seguridad de las personas.

“Estos químicos fueron decomisados porque los negocios lo estaban comercializando sin la regulación establecida en la resolución 104-2010 dictada por el Consejo de Pro Consumidor”, dijo en nota de prensa el funcionario.

Alcántara manifestó que estos productos se estaban vendiendo de manera irregular, “representado un serio peligro para la vida de las personas cuando se utiliza para fines criminales, como los casos que han pasado recientemente”.

Dijo que igualmente se violan los estándares establecidos por dicha resolución que manifiesta que “este producto químico solo está permitido a técnicos e industrias debidamente comprobadas”.

“Estos químicos fueron confiscados en operativos que se llevaron a cabo en diferentes sectores de la capital, ante denuncias recibidas en la institución tras los últimos casos de agresiones a mujeres con ‘ácido del diablo’, algunas de las cuales se encuentran hospitalizadas”, apuntó.

Dijo que Pro Consumidor procedió al desmantelamiento y a la aplicación de sanciones “como medidas preventivas o cautelares a los propietarios de estos comercios donde se encontró el producto que atenta contra la salud y seguridad de los consumidores”.

Informó que, entre las sanciones impuestas a los dueños de estos negocios, están el cierre de estos establecimientos, multas, como medida preventiva o cautelar, “y la tramitación de estos casos ante el Ministerio Público a los fines de que se proceda a realizar una investigación y sometimiento a la justicia”.

Advirtió finalmente a los propietarios de ferreterías y otros negocios que discontinúen esa práctica de venta de estos productos de forma ilegal, ya que de lo contrario “se le aplicará un régimen de consecuencia ejemplificador para proteger a la población dominicana de este ilícito”.