Primera reunión cara a cara de Biden y Zelenski: ¿Cuáles son los resultados?

Publicado: 2 sep 2021 09:43 GMT

EE.UU. declaró que apoyará la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y respaldó su aspiración a formar parte de la OTAN. «Pero cuál será el camino, es difícil decir ahora mismo», destacó, a su vez, el presidente ucraniano.

Este miércoles se celebró en la Casa Blanca la reunión entre el presidente de EE.UU., Joe Biden, y su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski. La cita duró dos horas en vez de 45 minutos como estaba previsto.

Se trata del primer encuentro cara a cara entre los dos líderes desde que Biden asumió el cargo en enero. Los mandatarios abordaron problemas de defensa, democracia, seguridad energética, el crecimiento económico y la pandemia del coronavirus. 

Biden establece las condiciones que Ucrania debe cumplir para unirse a la OTANBiden establece las condiciones que Ucrania debe cumplir para unirse a la OTAN

Como resultado de la reunión, las partes emitieron una declaración conjunta y afirmaron que «los lazos entre Estados Unidos y Ucrania son más fuertes que nunca». En este sentido, Washington aseguró que apoyará a la soberanía y la integridad territorial del país europeo.

«EE.UU. respeta el derecho de Ucrania a determinar su propia política exterior futura sin interferencias desde afuera, incluso en lo que se refiere a las aspiraciones de Ucrania de ingresar en la OTAN», señala el texto. Al respecto, Zelenski afirmó en declaraciones a la prensa que Biden apoya personalmente a Ucrania en la posibilidad de entrar en la alianza militar internacional, informa TASS. «Pero cuál será el camino, es difícil decir ahora mismo», destacó el mandatario ucraniano. Paralelamente, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseveró este miércoles que Kiev debe «cumplir con los requisitos y obligaciones» de la membresía de la OTAN e hizo hincapié en la necesidad de que avance con la reforma jurídica, de modernizar el sector de defensa y de expandir el crecimiento económico.

En el marco del encuentro, Biden prometió prestar la asistencia necesaria a Ucrania en la esfera de seguridad, en particular, anunció un nuevo paquete de ayuda de 60 millones de dólares, que incluye sistemas antitanques Javelin adicionales y otros medios «para que Ucrania pueda defenderse más eficazmente de la agresión rusa», según la declaración. 

Lavrov: "Nord Stream 2 fortalecerá la seguridad energética de Europa en las próximas décadas"Lavrov: "Nord Stream 2 fortalecerá la seguridad energética de Europa en las próximas décadas"

Por su parte, el portavoz del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, afirmó este jueves que los planes de EE.UU. de conceder la ayuda militar a Ucrania podrían agudizar el conflicto en la región de Donbass

Además, Estados Unidos asignó aproximadamente 55 millones de dólares para ayudar a Ucrania a luchar contra el coronavirus y donó casi 2,2 millones de dosis de vacunas anticovid al país europeo, así como prometió a proporcionar este año 45 millones de dólares en ayuda humanitaria. 

Los mandatarios también plantearon el tema de la construcción del gasoducto Nord Stream 2 y aseveraron que siguen en contra de la realización del proyecto, ya que lo califican de «una amenaza para la seguridad energética europea». «Si se violan los derechos ucranianos y se plantean problemas de seguridad energética, Estados Unidos estará dispuesto a aplicar políticas de sanciones», manifestó el presidente ucraniano tras la reunión.

«El Nord Stream 2 es un proyecto puramente comercial y no puede suponer ninguna amenaza para nadie»

Por su parte, el secretario de prensa del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, declaró este jueves durante una conversación con periodistas en el marco del Foro Económico Oriental, en el Lejano Oriente del país, que Moscú está categóricamente en desacuerdo con la postura de Kiev y Washington, recoge TASS. El Nord Stream 2 es «un proyecto puramente comercial y no puede suponer ninguna amenaza para nadie», resumió el portavoz ruso. Peskov también destacó que EE.UU. y Ucrania se alían solo para llevar la contraria a Rusia, lo que calificó de «lamentable».