Pérez, Abreu y Alfonso van a la inmortalidad del béisbol en Venezuela

El Salón de la Fama del béisbol de Venezuela engalanará sus nichos con la exaltación de Robert Pérez, Bob Abreu y Edgardo Alfonso, tres que brillaron en las Grandes Ligas.

El trío dio el grado en una votación que arrobó un 86% para Pérez, para Abreu un 82% y para Alfonso un 75%.

Pérez, el más votado se recuerda como uno de los peloteros más notable en la historia de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), donde estableció varios récords. Con los Cardenales de Lara conquistó cuatro títulos.

El trío dio el grado en una votación que arrobó un 86% para Pérez, para Abreu un 82% y para Alfonso un 75%

En las Grandes Ligas jugó con Azulejos de Toronto, Marineros de Seattle, Expos de Montreal, Yankees de Nueva York y Cerveceros de Milwaukee.

Pérez, en su brillante carrera, tiene números históricos en el circuito venezolano encabezando los departamentos de veces al bate (4859), dobles (222), y remolcadas con (738); aparece segundo en hits (1369) y tercero en jonrones (125), tercero en triples con (35).

A Abreu se le considera como un extraordinario pelotero que jugó siempre en Venezuela con los Leones del Caracas durante (16) temporadas. En las Grandes Ligas se destacó con los Astros de Houston, Filis de Piladelfia, Yankees de Nueva York, Angelinos de Los Ángeles, Dodgers de Los Ángeles y Mets de Nueva York.

En las mayores participó en dos Juegos Estrellas. En el 2005 ganó el premio Guante de Oro y ese mismo año también Jonrón Derby.

Como parte de sus logros en las Grandes Ligas están 30-30 (Jonrones, bases robadas), en los años 2001-2004; bateo para 300 o más en seis ocasiones; en el 1999 fue el de mayor promedio con 335; seis temporadas con 100 o más bases por bolas recibidas; la mayor cantidad para un pelotero latino, 127 en recibió en el 2004.

Sobre Alfonso ponderaron que tuvo una brillante carrera como un fino bateador e infielder. En Venezuela, donde defendió los colores de los Navegantes del Magallanes con sobresaliente actuación a lo largo de 15 temporadas. Jugó sus últimas dos con los Tigres de Aragua ganando en la 2011-2012 por segunda ocasión el regreso del año, anteriormente lo había logrado en la 2007-2008 con el Magallanes.

En la MLB, con los Mets de Nueva York en 1995. Jugó 12 temporadas en las Grandes Ligas dejando un promedio de por vida de .284, destacando en 1997 con 315 y en el 2002 con 308; representó la Liga Nacional en el Juego de las Estrellas del año 2000. También vistió los uniformes de San Francisco, Los Angelinos y Toronto. Jugó en las Ligas de Japón y México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *