Onamet: “Estamos en el período crítico de la temporada ciclónica”

Desde los últimos días de agosto hasta mediado de octubre “es el período crítico, el pico de la temporada ciclónica”, en los que se forman la mayor cantidad de huracanes y justamente en el tiempo que República Dominicana ha sufrido las peores catástrofes producidas por esos fenómenos meteorológicos.

Así lo recuerda la directora de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), Gloria Ceballos, quien explica que para que se formen los ciclones la temperatura del océano debe estar por encima del 26. 5 grados centígrados y en estos meses del verano están entre 27, 28 y 29 grados para favorecer su formación y desarrollo.

De hecho, los tres potentes huracanes que más destrucción han causado al país se produjeron en este período, que fueron San Zenón, George y David, el primero el 3 de septiembre de 1930; el segundo el 22 del mismo mes, pero de 1998, y el tercero el 31 de agosto de 1979, con saldos de miles de muertos y devastaciones en la ciudad y el interior del país.

David entró al territorio fortalecido en una categoría cinco, con vientos de más de 240 kilómetros por hora y George, con fuerzas de cuatro, por encima de 200 kilómetros por hora.

Ceballos sostuvo que a poco más de dos meses del inicio de la temporada ciclónica de 2021 ya se han formado ocho tormentas y se prevé que las condiciones sean propicias para otras diez en lo que resta hasta el 30 de noviembre, que es cuando concluye.

No obstante, precisa que, por el cambio climático, como ha ocurrido en otras ocasiones, puede ser que se formen sistemas fuera de esa fecha, como ocurrió en el país con la tormenta Olga, en diciembre del 2007, pero que esa no es la tendencia.

“El período crítico, el pico de la temporada ciclónica, desde mediado de agosto, todo el mes de septiembre hasta mediado de octubre o sea es ahí donde se forma la mayor cantidad de los ciclones que le llamamos tipo Cabo Verde porque son los que se forman en el extremo occidental de África, se vienen desplazando y afectan al Caribe”, afirma Ceballos.

Por el momento, República Dominicana ha sido afectada por la tormenta Fred y Grace. La última se degradó en depresión tropical antes de entrar al país. Ambos fenómenos produjeron fuertes inundaciones.

Para este año, los meteorólogos han creado una lista de 21 nombres de tormentas, que comenzó con Ana, que el pasado 22 de mayo se formó como tormenta subtropical en el océano Atlántico. El último de la lista es Wanda.

Los demás nombres son: Bill, Claudette, Danny, Elsa, Fred, Grace, Henri, Ida, Julián, Kate, Larry, Mindy, Nicholas, Odette, Peter, Rose, Sam, Teresa y Víctor.

Una niña débil en los próximos meses

Ceballos explica que actualmente se está en un período neutro, sin la niña ni el niño, pero que las observaciones climáticas indican que hay una tendencia a que se forme una niña débil, que, aunque no sea muy pronunciada por las condiciones que la hacen de menor intensidad, es la que hace posible que se creen más huracanes.

El período neutro es porque las aguas del pacífico ecuatorial y tropical están dentro del rango de lo normal, ni más cálidas ni más frías, dijo a Diario Libre.

“La tenencia es que, en los próximos meses, las aguas del pacífico ecuatorial se enfríen, lo que significa que se producirá el fenómeno de la niña… Cuando se forma la niña o sea, cuando tenemos el fenómeno la niña en el pacífico, aquí en el Atlántico las aguas se calientan más de lo normal y tenemos más formaciones ciclónicas”, recordó.