Nueve mujeres son gobernadoras en Estados Unidos, igualando un récord

Después de que Kathy Hochul asumió oficialmente el cargo de gobernadora de Nueva York, un número histórico de mujeres está actualmente al mando de estados importantes de Estados Unidos, un impulso hacia la igualdad y representación que podría continuar en las elecciones del próximo año.

Actualmente hay nueve mujeres que ocupan el cargo de gobernador en Estados Unidos. Esa cantidad iguala un récord que se impuso en 2004 y que fue igualado en 2007 y en 2019, pero sigue estando muy lejos de la proporcionalidad de género.

Hochul, que llega al cargo luego de que un escándalo provocara la renuncia de su predecesor y en medio de la pandemia de coronavirus, empezó su mandato el martes con desafíos más que suficientes para un nuevo gobierno. También comenzó con una oportunidad histórica: Hochul es la primera mujer que ocupa una de las gubernaturas más importantes de Estados Unidos.

“Nueva York ha sido un lugar difícil para que las mujeres lleguen a los niveles más altos, porque hay un grupo cerrado de poderosos guardianes”, comentó Debbie Walsh, directora del Centro para las Mujeres Estadounidenses y la Política en la Universidad Rutgers.

“Y desafortunadamente, incluso en 2021, las mujeres siguen siendo vistas como advenedizas”, comentó.

Un siglo después de que las mujeres obtuvieron el derecho a votar, 19 estados aún no han sido dirigidos por una mujer. Eso incluye a algunas de las entidades más pobladas, como California, Florida, Pensilvania e Illinois. Incluso si tiene éxito, la elección revocatoria del gobernador Gavin Newsom en California el próximo mes no parece que vaya a llevar a alguna mujer al puesto más alto del estado.

Hochul había fungido como vicegobernadora de Nueva York hasta que sustituyó a su colega demócrata Andrew Cuomo, quien renunció tras una década en el puesto. Cuomo enfrentaba un posible proceso de destitución luego de que una investigación supervisada por la fiscal general del estado concluyó que había acosado sexualmente o tocado de manera inapropiada a 11 mujeres. Cuomo también enfrentaba una investigación legislativa en torno a si engañó al público el año pasado sobre las muertes por COVID-19 ocurridas en casas para ancianos.

Hochul prometió un “cambio drástico en la cultura” que incluirá cursos obligatorios de ética y una mejor capacitación sobre el acoso sexual para los empleados del estado.

“Quiero que la gente vuelva a creer en el gobierno”, dijo Hochul el martes mientras esbozaba su principal objetivo.

Hochul ya ha anunciado que buscará un periodo completo de cuatro años en las elecciones de 2022.

Asumir las riendas del estado en un momento de crisis podría beneficiarla políticamente, sobre todo porque las mujeres pueden llegar a enfrentar un mayor escrutinio cuando se postulan a un cargo, señaló Betsy Fischer Martin, directora ejecutiva del Instituto de Mujeres y Política de la American University.

“Le da una forma automática de brillar en el cargo”, comentó Fischer Martin.

El próximo año podría ser decisivo para las mujeres que se postularán para el cargo de gobernador. La gobernadora Kate Brown de Oregon será la única que no podrá buscar reelegirse por los límites de mandato. Seis gobernadores tampoco podrán buscar otro periodo por los mismos límites, lo que abre el camino a nuevos candidatos de ambos partidos.

Actualmente, las mujeres ocupan el 18 % de los cargos de gobernador, una cantidad significativamente inferior al 27 % de los escaños del Congreso de Estados Unidos y el 31 % de los escaños legislativos estatales, ambas cifras récord. Además, la vicepresidenta Kamala Harris también se convirtió en la primera mujer en asumir ese puesto este año.