Ministro niega se le haya otorgado permiso a Barrick Gold para extender su producción

El ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, negó que el gobierno le haya dado el permiso a la empresa minera Barrick Gold para extender su producción y afirmó que lo hará cuando la compañía determine los lugares factibles y de menor impacto ambiental para la realización de la presa de colas.

Almonte informó que el gobierno contratará, mediante un concurso internacional, una firma internacional experta en localización de presa de colas para que ubique lugares alternativos donde la empresa pueda extender su producción de manera sostenible respecto al medio ambiente.

“El Gobierno dominicano tiene el compromiso de que la Barrick Gold siga operando siempre y cuando no ponga en riesgo recursos más valiosos que el oro, como son los recursos naturales y la vida de las personas”, advirtió este martes el ministro al referirse a la petición de esa empresa para instalar una presa de colas en la comunidad de Cuance, en Yamasá.

Reiteró que el gobierno está comprometido con promover y seguir apoyando la extracción minera, pero que esta garantice la sostenibilidad del ecosistema y también el derecho de las comunidades.

Al ser entrevistado en el programa televisivo Hoy Mismo, agregó que “aquellos lugares de menor impacto ambiental, donde sea posible ubicar la presa de colas solicitada por la empresa minera, ahí se dará el permiso”.

Punta Catalina a gas

Al responder a la pregunta de que si se podría convertir la Central Termoeléctrica Punta Catalina a gas natural, el funcionario expresó que el gobierno no descarta la posibilidad de que parcial o totalmente la obra pueda ser convertida en el mediano plazo a gas natural.

Almonte afirmó que se ha propuesto hacer una evaluación de la viabilidad técnica, económica y ambiental de la conversión de las dos plantas a gas natural, por lo que planea contrataciones para hacer ese tipo de estudio en el mediano plazo.

“Eso dependerá de la evaluación, porque la conversión de Punta Catalina a gas natural requiere de la construcción de una terminal gasífera o de una red de gaseoducto bien larga hasta la central”, dijo.

Argumentó que esa conversión tiende a tener sus implicaciones, tales como una reducción de la eficiencia de la central eléctrica y a la disminución de su potencia, dependiendo del tipo de modificación a las calderas, a los quemadores y a los componentes asociados a ese proceso.

Consideró que pese a las implicaciones que lleva dicho proceso, en algún momento el gobierno tendrá que tomar la decisión de convertir esta central a gas natural.

Asimismo, señaló el titular del Ministerio de Energía y Minas que Punta Catalina será convertida en un fideicomiso público para que opere como un agente independiente en el mercado eléctrico dominicano.

Almonte manifestó que también contratarán una firma para la operación y mantenimiento de Punta Catalina, debido a que se trata de dos plantas grandes, tecnológicamente avanzadas, por lo que tienen que garantizar que la operación de estas plantas esté al margen de la política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *