Militares dominicanos apresaron a 178 mil extranjeros en un año en la frontera con Haití

Durante los últimos 12 meses, con el despliegue militar por aire, mar y tierra, el Ministerio de Defensa (MIDE) ha interceptado y repatriado más de 178 mil extranjeros, perseguido el tráfico ilegal de mercancías y personas.

Los militares en la zona limítrofe también han combatido el tráfico de sustancias narcóticas, a fin de garantizar la seguridad, informó el MIDE.

Además, desde agosto de 2020, el Ejército y el Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza (Cesfront) decomisaron más de 48 millones de unidades de cigarrillos (un promedio diario de 134 mil), más de 223 mil libras de ajo (un promedio diario de 612 libras), cientos de miles de unidades de productos comestibles y 39 mil unidades de bebidas alcohólicas (promedio mensual de 3,271) en intentos de contrabando por las provincias Montecristi, Dajabón, Independencia, Elías Piña y Pedernales.

En nota de prensa, el Ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, informó que la vigilancia en la frontera “es la tarea principal y una labor exigente que ocupa a una parte importante de las Fuerzas Armadas, las que han tenido éxito en la persecución de ilícitos como ha sido la incautación por la Armada de República Dominicana, de 7,400 kilos de narcóticos”.

“La frontera terrestre (391 kilómetros) la cuidan 9,800 soldados, entre los que participan fuerzas especiales (comandos y cazadores) del Ejército, unidades regulares y el Cesfront, que mantienen la vigilancia día y noche, y utilizan drones con cámaras térmicas para visión nocturna”, afirmó el titular del MIDE.

En promedio diario se detienen 489 indocumentados (20 cada hora), la mayoría ciudadanos haitianos devueltos a su país, agregó el funcionario.

Informó Díaz Morfa que los contrabandos de ajo y cigarrillos, principalmente, han sido frustrados en Dajabón y Montecristi, mientras que en Elías Piña ha predominado el control de sustancias narcóticas. La Armada República Dominicana (ARD) también ha ocupado cargamentos de cocaína en Barahona, Juancho, Pedernales y Cabo Rojo.

En julio pasado se activó el “Plan Gavión” diseñado para reforzar la seguridad y controles migratorios, como acción preventiva por la situación de inestabilidad política en Haití luego del asesinato del Presidente Jovenel Moises.