Más de cuatro millones de haitianos dependen de la ayuda humanitaria tras el terremoto

Más de cuatro millones de haitianos dependen de la ayuda humanitaria para satisfacer sus necesidades básicas después del terremoto del pasado 14 de agosto, advirtió este miércoles la organización humanitaria Acción contra el Hambre.

El sismo, que ya ha dejado más de 2,200 muertos y ha destruido gran parte de los puentes y carreteras de la región suroccidental del país, ha dañado gravemente los sistemas de riego de los campos de arroz en la zona, “lo que implica grandes pérdidas de las cosechas”, aseguró la organización en un comunicado.

“Hemos visto una desolación total, casi todas las casas destruidas”, lamentó el director de Acción contra el Hambre en Haití, Roseval Supreme, después de visitar el sur del país.

La organización advirtió que cerca de la mitad de las personas afectadas son niños. También destacan el impacto que el desastre ha tenido en la salud mental de la población.

“Los equipos de Acción contra el Hambre en el terreno están dando apoyo psicológico a las víctimas y al personal sanitario que está respondiendo a la emergencia”, aseguró desde el grupo.

“La población está en estado de shock”, añadió Supreme. “Veíamos a las personas en las esquinas de las carreteras, sin nada, buscando sus pertenencias entre las ruinas”, afirmó.

Uno de los principales desafíos continúa siendo el acceso al agua potable, por lo que la organización ha enviado módulos de potabilización desde España, con capacidad para proveer a unas 4,000 personas al día, según explicó la coordinadora del equipo de emergencias, Noelia Monge.

Aún así, Monge advierte de que “en términos de agua y saneamiento la situación sigue siendo crítica”, ya que el terremoto destruyó por completo las infraestructuras hídricas de la zona.