Los usuarios de Google podrán modificar los resultados de búsqueda para proteger a los menores de edad

Publicado: 27 oct 2021 20:27 GMT

La nueva herramienta permite a los menores de edad o sus representantes solicitar a la compañía que retire de los resultados de búsqueda las fotos en las que aparezca el menor.

Google ha lanzado una herramienta que permite a los menores de edad, sus padres o representantes legales solicitar a la compañía que las fotos en las que aparezcan los menores sean eliminadas de los resultados de búsqueda, recoge The Verge. La nueva función fue anunciada en agosto junto con las recientes restricciones de la publicidad dirigida a los menores en función de su edad, género, aficiones y actividad en la Red.

La compañía facilitó un formulario en línea con el que los solicitantes pueden poner la URL de la imagen que quieren retirar, el término de búsqueda que lleva hasta la foto, así como el nombre y la edad del menor y los datos personales del solicitante que justifiquen su petición (el parentesco o representación legal del niño).

Un tribunal ruso multa a Telegram con 150.000 dólares y a Facebook con 80.000 por no borrar contenidos prohibidosUn tribunal ruso multa a Telegram con 150.000 dólares y a Facebook con 80.000 por no borrar contenidos prohibidos

La polémica surge acerca de cómo Google va a tomar sus decisiones sobre cada una de las solicitudes, ya que los criterios a aplicar no están explícitamente definidos. A este respecto, la empresa afirma que serán retiradas todas las imágenes de los menores de edad «excepto en los casos de especial interés público o periodístico».

Además, las declaraciones de Google dan a entender que solo se estimarán las solicitudes de aquellos usuarios que no hayan cumplido los 18 años a la hora de recurrir a la nueva herramienta.

Sin embargo, la compañía recalca que tras retirar la imagen de los resultados de búsqueda, la foto no desaparecerá de la Red, por lo que anima a los futuros solicitantes a acudir directamente a la página web donde se encuentra alojada la imagen.

La nueva función abarca también a fotos íntimas publicadas sin consentimiento de la víctima, videos pornográficos falsos (‘deepfakes’) e información privada, tal como el domicilio, número telefónico o datos médicos y financieros.