Los obispos de Francia se reúnen en Lourdes para analizar informe sobre abusos a menores

CotubanamaTv
2 lectura mínima

Los obispos de la Iglesia católica de Francia iniciaron este martes en Lourdes (sur) su reunión anual, que estará consagrada en parte al demoledor informe sobre los casos de abusos sexuales a menores en su seno.

A principios de octubre, una comisión independiente, a petición de instituciones religiosas, estimó en más de 216.000 el número de menores agredidos por sacerdotes y religiosos en Francia entre 1950 y 2020.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, monseñor Eric de Moulins-Beaufort, acogió a los obispos con un momento de silencio “en memoria de las víctimas”, en este centro de peregrinación católica.

Algunos de los prelados se recogieron incluso frente a la gruta, donde según la tradición católica, la Virgen María se apareció en 1858 a Bernadette Soubirous, cuando esta tenía 14 años. 

Tras la “pausa”, los casi 120 obispos se reunieron de nuevo a puerta cerrada para empezar a analizar el informe de la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia (Ciase) en Francia.

“La lucha contra la violencia y las agresiones sexuales a menores” forma parte del programa de la reunión de siete días, aunque no será el único tema, lo que provocó el enfado de algunas víctimas que rechazaron acudir.

La cuestión de la “responsabilidad” de la Iglesia y el dispositivo financiero que permita en el futuro indemnizar a las víctimas se analizarán durante esta conferencia, según el episcopado.

Al término de esta semana en el centro de peregrinación mariana, los obispos deberán pronunciarse sobre unas conclusiones del encuentro, cuyo contenido se desconoce todavía, el 8 de noviembre.

La Ciase, presidida por el exalto funcionario Jean-Marc Sauvé, propuso 45 recomendaciones, como reconocer la responsabilidad civil y social de la Iglesia o calcular indemnizaciones individuales en base a los “daños”.

Para financiar las indemnizaciones a las víctimas, la comisión llamó descartar las donaciones de los fieles y hacerlo en cambio “a partir del patrimonio de los agresores y de la Iglesia de Francia”.

Comparte este artículo
Deja un comentario