Los lentes con filtro para la luz azul no ayudan a proteger los ojos, según un estudio

CotubanamaTv
9 lectura mínima

(CNN) –– Añadir a tus lentes un filtro para la luz azul puede no ser efectivo a la hora de reducir el impacto de trabajar frente al computador, proteger la retina o ayudar con conciliar el sueño en la noche, de acuerdo a una nueva revisión de investigaciones existentes.

“Encontramos que puede no haber beneficios a corto plazo al usar filtro para la luz azul en los lentes mientras se utiliza el computador”, comentó la autora senior Laura Downie en un comunicado. Downie es una profesora asociada de optometría y ciencias de la visión y es directora de la unidad de traducción de la investigación, ensayos clínicos y ojo anterior de la Universidad de Melbourne en Victoria, Australia.

“Actualmente, no está claro si estos lentes afectan la calidad de la visión o el resultado del impacto en el sueño, y no se puede concluir los efectos que potencialmente tendría en la salud de la retina en el largo plazo”, comentó Downie.

“Las personas deben tener en cuenta esta información a la hora de decidir si desean adquirir estos lentes”.

En realidad, no es la luz azul que emiten nuestros dispositivos la que causa el impacto en los ojos en la mayoría de las personas, dijo el oftalmólogo Craig See, especialista en córneas del instituto Cole Eye en la Clínica Cleveland en Ohio.

¿Qué es el glaucoma y cómo evitarlo? 2:02

“La mayoría de las personas tiene el síndrome de la visión del computador, el cual está relacionado con esta sentado frente a la pantalla por largos periodos de tiempo”, dijo el Dr. Craig See, quien no estuvo involucrado en el estudio.

Los síntomas de síndrome de la visión del computador incluyen resequedad en los ojos, ojos llorosos, visión borrosa, sensibilidad a la luz, ardor o picazón en los ojos y dificultad para concentrarse y mantener los ojos abiertos, de acuerdo a la Clínica Cleveland. El cansancio ocular por la presbicia, que es la pérdida gradual con la edad de la habilidad del ojo para enfocar objetos cercanos, puede contribuir, al igual que el dolor en el cuello y los hombros, menciona el Dr. See.

“Yo no recomiendo habitualmente los filtros para la luz azul a mis pacientes”, dijo el Dr. Craig See.

“No hay razón para pensar que el filtro para luz azul es dañino, aparte del costo monetario al incluirlo en sus lentes. La conclusión es que puede no estar hacienda tanto como esperábamos”.

Solo estudios de corto plazo

El reporte, publicado el jueves en la base de datos Cochrane de revisiones sistémicas, analizó información de 17 ensayos clínicos aleatorios realizados en seis países, con una duración de unos días hasta varios meses. La revisión es parte de la colaboración sin fines de lucro de Cochrane, una red internacional independiente de investigadores, que utiliza algunos de los estándares más altos en investigación basada en evidencia.

La brevedad de los ensayos clínicos impactó la habilidad de los expertos para considerar resultados a largo plazo, comento Downie. “Nuestra certeza en los hallazgos de nuestro reporte deben interpretarse teniendo en cuenta la calidad de la evidencia disponible”.

Adicionalmente, los lentes con filtro para luz azul, solo filtran entre el 10% y el 25% de la luz azul que emiten los dispositivos artificiales como las pantallas de las computadoras, y esa luz azul es solo «una milésima parte de lo que obtenemos de la luz natural», dijo el autor inicial, el Dr. Sumeer Singh, becario de investigación clínica postdoctoral en la unidad de traducción de ojos anteriores, ensayos clínicos e investigación de la Universidad de Melbourne.

“Filtrar niveles altos de luz azul requeriría que los lentes tuvieran un tono ámbar evidente, lo cual tendría un efecto sustancial en la percepción del color”, dijo en el comunicado.

El análisis se realizó para resolver un debate actual sobre si los filtros para la luz azul en los lentes tenían alguna validez en la práctica oftalmológica.

Además, la revisión se realizó para responder a un debate en curso sobre si los lentes con filtro de luz azul tienen algún mérito en la práctica oftalmológica, dijo Downie.

“Investigaciones muestran que este tipo de lentes son recetados a pacientes en muchas partes del mundo, y que existen una serie de afirmaciones de mercadeo sobre sus posibles beneficios, incluyendo que pueden reducir la fatiga ocular asociada con el uso de dispositivos digitales, mejorar la calidad del sueño y proteger la retina del daño inducido por la luz”, dijo Downie.

“Nuestros hallazgos no respaldan el recetar los lentes con filtro para luz azul para la población en general”, dijo Downie. “Estos resultados son importantes para una amplia gama de partes interesadas, como los profesionales en el cuidado ocular, los pacientes, los investigadores y la comunidad en general”.

Como ayudar a tus ojos

Hay una serie de acciones que puede realizar para prevenir o aliviar el cansancio ocular, dijo Downie. Primero, si no se ha realizado un chequeo en los últimos 1 o 2 años, vaya a un especialista apenas pueda. Es probable que sus ojos se hayan debilitado, lo que hace necesaria una nueva prescripción.

“Cuando vaya a visitar al oculista, tenga a mano la distancia entre su cara y la pantalla del computador, de manera tal que el médico puede maximizar su prescripción», dijo See. “Debe estar a un brazo de distancia de la pantalla. Y si utiliza un portátil, considera tener una pantalla externa que pueda conectar”.

Al tener una pantalla más grande puede aliviar la fatiga visual al incrementar el tamaño de la letra, y también puede reducir los dolores de cabeza y la tensión en el cuello por inclinarse hacia el laptop, explicó See.

“Si el texto es difícil para usted de leer, le va a tomar más tiempo leerlo, dijo See. “Va a impactar su postura para hacerlo, y parpadeará menos si se le dificulta leer las cosas. Tener una pantalla más grande le ayudará con eso”.

Los ojos dejan de parpadear regularmente cuando se alargan los periodos frente al computador, dijo See, así que tomar descansos de trabajar frente al computador es también importante.

Trate de aplicar la regla 20-20-20, cada 20 minutos, mire a algo a seis metros de distancia por 20 segundos, lo que invita al ojo a parpadear a su ritmo normal. Mejor aún, levántese y camine, porque mantenerse tanto tiempo sentado aumenta la tensión en el cuello y la espalda.

Si la resequedad en los ojos es parte del problema, unas compresas tibias aplicadas en sus ojos puede aliviarle, así como las gotas artificiales. Pero mantenga su uso al mínimo; puede contener preservativos y no debe usarse más de cuatro veces en el día.

“Si las necesita más a menudo, debe utilizar las que no contienen preservativos, y viene en gotero”, dijo See. “Me parece que si necesita más de cuatro gotas al día, entonces en esa condición es buena idea visitar a su oculista”.

Comparte este artículo
Deja un comentario