Los ingresos de la DGII por algunos impuestos aún no logran recuperarse

Pese a que las recaudaciones de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) lograron crecer un 47.6 % durante los primeros siete meses de 2021, todavía algunos conceptos impositivos aún no logran recuperarse, registrando sus ingresos una caída en comparación con mismo período del año pasado.

Las retenciones por alquileres y arrendamientos y la de los intereses a personas físicas y a jurídicas figuran como algunos de los gravámenes cuyo nivel de aportes a los ingresos totales de la DGII aún permanecen por debajo.

El impuesto sobre los activos financieros (Ley139-11) es el que mayor caída registró entre enero y julio pasado, con relación a igual período de 2020, al pasar de 4.3 millones de pesos a poco más de 300 mil pesos durante ese lapso, equivalente a una reducción de un 91.4 %.

En la rama de impuestos internos sobre mercancías y servicios, por el concepto “otros”, el Estado dejó de percibir más de 4.5 millones de pesos en los primeros siete meses de 2021, al igualarse con mismo período del año anterior, pasando de 12.9 millones de pesos a 8.3 millones de pesos.

Los ingresos de la DGII por la provisión de bienes y servicios al Estado se redujeron en 1,231.2 millones de pesos de enero a julio de este año en relación a igual fecha de 2020, una baja de un 22.1 %, pasando de 5,574.7 millones a 4,343.5 millones.

La retención por alquileres y arrendamientos es otro de los conceptos impositivos que aún no logran recuperar sus aportes al fisco. Los ingresos de Impuestos Internos por este tributo cayeron un 18.6 % en el referido período, al pasar de 654.4 millones de pesos a 532.6 millones de pesos, una reducción de 121.8 millones de pesos.

De igual forma, la retención de intereses a personas jurídicas se redujo en 17.1 millones de pesos de enero a julio de 2021, una caída de un 9.1 % con relación a igual período de 2020, al pasar de 188.6 millones de pesos a 171.4 millones de pesos.

Asimismo, la retención de intereses a personas físicas cayó un 9 %, pasando 2,210.1 millones de pesos a 2,011.5 millones de pesos en el citado período, una reducción neta de 198.5 millones de pesos.

Desde marzo de 2020 el país ha estado bajo la incidencia de la pandemia de COVID-19, la cual ha afectado el desenvolvimiento normal de la economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *