Los Archivos Nacionales de EE.UU. marcan con avisos de «lenguaje ofensivo» la Constitución y la Declaración de Independencia

Publicado: 8 sep 2021 04:56 GMT

En su web, la institución advierte de que «algunos de los materiales aquí presentados pueden reflejar puntos de vista y opiniones obsoletos, tendenciosos, ofensivos y posiblemente violentos».

El sitio web de la Administración Nacional de Archivos y Registros de EE.UU. (NARA) ha marcado con etiquetas de lenguaje ofensivo varios de los documentos fundacionales del país norteamericano.

Algunos de los documentos marcados son la Declaración de Independencia, que fue firmada en 1776, la Constitución de 1787 y la Carta de Derechos, que contiene las primeras diez enmiendas a la Carta Magna, aprobadas en 1791.

La institución no comunicó sobre la medida, así que la fecha exacta  de su introducción se desconoce, pero fue destacada por usuarios  por primera vez este lunes, provocando el rechazo de varios políticos conservadores.

«¿En qué nos estamos convirtiendo? […] ¿Me están tomando el pelo?», preguntó el exsecretario adjunto de Seguridad Nacional durante el mandato de Donald Trump, Ken Cuccinelli.

Por su parte, la congresista Lauren Boebert, del Partido Republicano, afirmó que los responsables son sus rivales políticos. «Los Archivos Nacionales ahora han puesto un descargo de responsabilidad en su sitio web de que nuestros documentos históricos pueden incluir contenido ofensivo. Incluso pusieron esta advertencia en la Constitución. ¡Ya intentamos decirles que la izquierda quería deshacerse de ella!», tuiteó la parlamentaria.

Postura de los archivos

Los motivos exactos de la inclusión de las etiquetas no se detallan, pero en su web la NARA explica su política general sobre ese tipo de avisos.

¿'Estatuafobia' o poscolonialismo? Cómo explicar el derribo de las estatuas en el mundo¿'Estatuafobia' o poscolonialismo? Cómo explicar el derribo de las estatuas en el mundo

En particular, la institución indica que considera ofensivos los materiales que contienen «opiniones y actitudes racistas, sexistas, capacitistas, misóginas y xenófobas», pueden «ser discriminatorios o excluir opiniones diversas sobre sexualidad, género, religión y más», o muestran «sesgos y exclusión en las políticas institucionales de recopilación y digitalización», además de contener representaciones gráficas de eventos violentos.

«Algunos de los materiales aquí presentados pueden reflejar puntos de vista y opiniones obsoletos, tendenciosos, ofensivos y posiblemente violentos», señala la institución, indicando que «buscará equilibrar la preservación de esta historia con la sensibilidad de cómo estos materiales son presentados y percibidos por los usuarios».