Llamadas a una línea de ayuda del Reino Unido para personas en Afganistán se desviaron por error a un taller de reparación de lavadoras

Publicado: 26 ago 2021 20:47 GMT

También abundan las quejas de que los tiempos de espera para comunicarse con un operador son excesivamente largos y que hay que pagar para usar la línea.

Recientemente, el Ministerio del Interior del Reino Unido ha recibido múltiples quejas de que una línea gubernamental de ayuda para ciudadanos no británicos «vulnerables» en Afganistán estaba redirigiendo las llamadas a un negocio de reparación de lavadoras de la ciudad de Coventry.

La línea, que fue lanzada el 20 de agosto, presentó una «falla técnica» que, según el Ministerio del Interior, se resolvió rápidamente. No obstante, la entidad gubernamental ha instado a las personas a que «no llamen a la línea para pedir actualizaciones», ya que eso «está causando más retrasos».

Según declaraciones de un portavoz del Gobierno recogidas por el medio The National, «los funcionarios públicos (…) han tomado los detalles de más de 20.000 personas» a través de la nueva línea, que está abierta las 24 horas.

Aun así, abundan las quejas de que los tiempos de espera para comunicarse con un operador son excesivamente largos y que hay que pagar para usar la línea, pese a que el Gobierno del Reino Unido asegura que los clientes pagarán una tarifa de llamada local y el resto de los cargos los cubrirá el Ministerio del Interior.

«Muchos en Afganistán (…) no pueden pagar el costo de la llamada. Algunos me dijeron que llamaron al número y esperaron durante horas hasta que se quedaron sin crédito en el teléfono. Los bancos están cerrados y no es fácil conseguir saldo telefónico. Ni siquiera hay suficiente electricidad para cargar los móviles», tuiteó el reportero de la BBC Suhrab Sirat.

Por su parte, el Ministerio del Interior insiste en que ha aumentado la cantidad de operadores durante los últimos días y que los tiempos de espera se han reducido a tan solo 15 minutos.

El pasado 15 de agosto, los talibanes* tomaron el control de la capital afgana y dieron por finalizada su ofensiva por todo Afganistán. Su llegada a Kabul hizo que muchas personas se apresuraran a abandonar el país, lo que se tradujo en atascos en las carreteras y estampidas en la terminal aérea. Varios países, incluido Reino Unido, han intensificado durante los últimos días sus esfuerzos para sacar de Kabul a miles de afganos y extranjeros, ya que los talibanes han advertido que la fecha límite para finalizar las evacuaciones es el 31 de agosto.

* El movimiento talibán, designado como «organización terrorista» por el Consejo de Seguridad de la ONU, está declarado como grupo terrorista y prohibido en Rusia.