Las EDE necesitan inversiones y gestionarse con mayor eficiencia

El sector de distribución de electricidad de la República Dominicana precisa de desarrollar e implementar un plan maestro, reestructurar las inversiones, introducir tecnología inteligente y gestionarse con mayor eficiencia para encaminarse hacia una gestión sostenible.

Estas fueron parte de las conclusiones a las que llegaron los cuatro expertos que participaron en el panel “Smartgrid y gestión: La ruta hacia un sector eléctrico sostenible, que organizó el Comité de Energía de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AmchamDR)”.

El vicepresidente del Consejo Unificado de las empresas distribuidoras de electricidad (EDE), Andrés Astacio, se mostró partidario de reenfocar y reestructurar el gasto de inversión en el sector, reducir los costos, así como también de apostar a la tecnología inteligente como estrategia para reducir las pérdidas.

“Entendemos que para reducir las pérdidas económicas de las distribuidoras había que mejorar el modelo de gestión e introducir herramientas tecnológicas que permitan introducir inteligencia en el manejo de datos y las operaciones”, declaró.

Durante su ponencia, explicó que el plan maestro que desarrolla esa entidad está enfocado en robustecer las herramientas tecnológicas, rehabilitar los circuitos acompañado de una estrategia social participativa y la focalización de los beneficiarios de los subsidios (como el caso del Bonoluz).

Astacio estimó que para el 2030 se habrán invertido unos 930 millones de dólares para suplir los requerimientos del sector y se espera que las pérdidas, tanto técnicas como no técnicas, puedan estar en el orden del 13 %.

Agregó que se encuentran en un proceso de homologación y unificación de criterios de las redes de las EDE, a fin de crear un ecosistema homogéneo, homologado y abierto que sea autogestionado, inteligente, eficiente y que responda a las demandas del negocio y los usuarios.

Durante el panel, Wellington Reyes presentó la experiencia de la empresa CEPM en su impulso a la movilidad eléctrica, la medición inteligente, la sostenibilidad energética y la digitalización de sus servicios.

Reyes, quien es director comercial de innovación de CEPM, explicó que los pagos digitales se incrementaron tras la implementación del sistema de gestión comercial en la empresa, al pasar de un 31 % en 2017 a 98 % en 2020, mientras que las visitas físicas a las oficinas comerciales se redujeron de un 69 % a un 2 % en ese mismo período.

En el panel participó además Daniel Bernández, vicepresidente de operaciones de AES El Salvador, recomendó definir y ubicar geográficamente las áreas prioritarias y categorizarlas para trabajar un plan de reducción de pérdidas, del que entiende se debe hacer un seguimiento y medir los resultados.

Mientras que Nick Matchett, managing director de la empresa Trilliant, detalló las ventajas de integrar sistemas como el Smartgrid para la gestión eficiente de fuentes de energía renovables y el Energy Cloud (como una plataforma que facilita la automatización de procesos y manejo y análisis de data).

“El Smartgrid es una red de transmisión mecánica que permite la automatización, conexión y centralización de los sistemas de Tecnología de la Información, al tiempo que juega un rol esencial en reducir las pérdidas; mientras que el Energy Cloud es una plataforma de comunicación más poderosa que integra inteligencia artificial y machine learning y permite a las empresas enfocarse más en las necesidades del cliente”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *