La Universidad Interamericana hace historia al enviar satélite en Misión de SpaceX y la NASA

A las 3:14 de la madrugada de este domingo, el cohete Falcón 9 de la empresa SpaceX, surcó el oscuro cielo de Florida para abrirse camino. Durante su trayectoria iluminó el cielo y la tierra. A bordo de la cápsula Dragon ubicada en el Falcon 9 viajaba el satélite Puerto Rico Cubesat NanoRocks2 (PR-CuNaR2), desarrollado y construido por estudiantes de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Interamericana de Puerto Rico. Unas nueve horas más tarde, la cápsula Dragon llega con el satélite puertorriqueño a la Estación Espacial Internacional.

Ante la mirada asombrosa de seis de los estudiantes que formaron parte del diseño y construcción del satélite y su profesor Amílcar Rincón Charris, el PR-CuNaR2 se convirtió en el primer satélite del país que orbitará en el espacio y que a su vez llevará a cabo un estudio para indagar sobre la formación de los planetas, estrellas y asteroides.

Fue el segundo día en que se pautó el lanzamiento del PR-CuNaR2 ya que en la madrugada del sábado era la fecha original para el despegue, pero debido a las condiciones climatológicas la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés) lo pospuso para la madrugada de hoy.

Para Rincón Charris que lleva trabajando en el proyecto desde 2017 cuando redactó la propuesta que fue presentada a la NASA, “este momento significa el inicio de una era espacial en la creación de componentes y en el desarrollo de una visión diferente de la educación, enfocada más en proyectos especiales y que podamos tener estudiantes más capaces y que puedan llegar más lejos en lo que se propongan”.

“Nunca había estado de noche en un lanzamiento. Al ver esa luz subiendo al cielo, me dio una sensación en el corazón y no lo podía creer”, sostuvo al tiempo que emocionado exclamó ¨¡Ahí va nuestro satélite!¨. Mientras comentaba que ver subir el Falcon 9 era como “cuando uno tiene un hijo y se va de la casa”.

Mientras los estudiantes se expresaron complacidos y agradecidos. El primero en hablar fue Wilhem Sánchez Rodríguez al que se le vio llorando mientras ascendía el cohete. “Estamos llenos de un orgullo indescriptible. Siendo criados en una patria, es la primera vez que la pudimos cargar en nuestras espaldas y llevarla más allá. Gracias a ese camino, le abrimos las puertas a las próximas generaciones”, expresó. Mientras que Jesús Marrero Colón comentó que “esto es una meta lograda y muchas más trazadas” al tiempo que agradeció la oportunidad de ser parte del proyecto. El tercero en hablar fue Ian Huertas Germán. Para Ian este logro marca “una nueva era aeroespacial” en la isla y fue enfático al indicar que “esto demuestra que nosotros podemos y que nuestra universidad puede dar más”. Por esa misma línea se expresó Héctor González Rivera. “Pienso que se abrirán muchas puertas a las demás universidades”, afirmó.

El PR-CuNaR2 pesa 5.6 libras y mide cuatro pulgadas de ancho por cuatro pulgadas de largo y 12 pulgadas de alto. En su interior, el satélite boricua contiene unas micropartículas de acero inoxidable y silicio que emulan asteroides. Estas micropartículas estarán en movimiento mientras el satélite esté en el espacio. Los movimientos y colisiones de las micropartículas serán grabadas y fotografiadas como parte de una investigación científica que persigue estudiar el origen y el desarrollo de planetas y estrellas jóvenes. Esta parte de la misión se lleva a cabo en colaboración con el Instituto Espacial de la Florida y el Departamento de Física de la Universidad de Florida Central (UCF).

El recorrido desde el despegue hasta su llegada a la Estación Espacial Internacional durará aproximadamente nueve horas, eso será aproximadamente a las 12:00 del mediodía de hoy. Una vez el satélite llegue a la Estación Espacial Internacional, se esperará por la órbita de 56 grados (56º), para ser lanzado al espacio mediante un brazo extensible que tiene la empresa Nanoracks en la Estación Espacial Internacional. Se espera que esto ocurra en el mes de octubre. El PR-CuNaR2 permanecerá orbitando por dos años. Durante su órbita alrededor de la tierra, el satélite estará grabando y fotografiando las micropartículas objeto de su investigación.

Desde Puerto Rico, el presidente de la Interamericana, Manuel J. Fernós felicitó al equipo de la Inter del PR-CuNaR2. “Luego de muchos esfuerzos y de vencer grandes contratiempos con perseverancia, el satélite boricua vuela alto. Mis felicitaciones a nombre de toda la comunidad universitaria al profesor Rincón Charris y a los estudiantes por esta histórica hazaña”, expresó.