La presidenta de Taiwán recibe la primera inyección de la vacuna desarrollada por el país

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha recibido este lunes la primera inyección de la vacuna Medigen contra la COVID-19, desarrollada y producida en el propio país asiático.

Tras recibir el primer pinchazo, Tsai ha afirmado ante los medios de comunicación presentes en el lugar que ni siquiera había sentido la aguja y ha posado ante los medios gráficos con una tarjeta amarilla de registro de vacunación y el pulgar hacia arriba, según ha informado la agencia oficial Central News Agency.

A partir de este lunes, Taiwán ha comenzado a suministrar la vacuna Medigen a nivel nacional y, junto con la presidenta, varios cargos públicos han acudido a recibir la primera dosis como muestra de apoyo al producto nacional.

El Centro de Comando Central de Epidemias (CECC) ha informado este domingo de que casi el 40 por ciento de los 23,5 millones de habitantes de Taiwán han recibido su primera inyección de AstraZeneca o Moderna, aunque solo un tres por ciento cuentan con la pauta completa, según recoge la agencia alemana DPA.

Según CECC, Taiwán ha adquirido más de 10,7 millones de dosis de dosis contra la COVID-19 y habrá más disponibles en un futuro próximo gracias a la aparición de Medigen, que ayudará a aumentar significativamente la tasa de vacunación.

Por su parte, Tsai ha publicado un mensaje en sus redes sociales en el que ha agradecido la labor de los trabajadores sanitarios por ayudarla a vacunarse y ha detallado que no ha sufrido efectos secundarios, por lo que continuará con su agenda prevista para el resto del día.

Desde que comenzó la pandemia, Taiwán ha informado de un total de 15.926 infecciones por coronavirus, a la par que este domingo alcanzó los 828 fallecidos a causa de la enfermedad.