La mejor manera de organizar nuestra agenda escolar con la vuelta a clases

Estamos en plena cuenta atrás para dar la bienvenida a un nuevo año escolar 2022-2023 y comenzar un nuevo curso. Ya te pusimos al día de todos los materiales y prendas que no te pueden faltar este año y aquí te dejamos las claves perfectas para organizar la agenda de los más pequeños en su rutina escolar. Lo importante es que cumplan todos sus deberes y actividades sin agobios y para ello es primordial que mantengamos una buena organización desde el principio.

¿Cómo organizar la agenda escolar?

La creatividad es una de las cualidades que conviene incentivar a los más pequeños de la casa en su etapa escolar, sin olvidar nunca la organización y planificación. Tener a punto la agenda escolar ayudará a la organización del curso.

Por ello, te proponemos una manera dinámica y muy atractiva para que los niños perciban de manera más positiva esos deberes tan poco apetecibles al acabar la jornada escolar.

Establecer un calendario y un horario

Lo primero que debemos tener en cuenta en nuestra agenda escolar es el calendario.

En él tienen que aparecer los días lectivos y festivos del curso escolar. A continuación, comprobamos que el horario contiene todas las asignaturas, las horas y días de la semana en las que se impartirán.

Organización por colores

Organizar las tareas puede convertirse en un juego de niños con ayuda de unas pegatinas y rotuladores de colores. Les podemos proponer utilizar un color diferente para cada tipo de tarea, o para cada asignatura.

Lo importante es que identifiquen de manera visual las tareas y creen la rutina de anotar todos los exámenesdebereslecturastrabajos que tengan que realizar.

¿Cómo ordenar las tareas diarias?

Si prestamos atención a las agendas que tienen los niños, la verdad es que el volumen de tareas no dista tanto de la de un adulto. Por ello, lo ideal es que les enseñemos a organizar y gestionar su tiempo de la mejor manera posible. Esto les permitirá disfrutar de ratos de ocio tan necesarios a esas edades.

¿Cómo conseguirlo? Muy sencillo, únicamente haremos un planning con las tareas que hay que hacer a lo largo de la tarde y el tiempo que destinarán los niños a realizarlas.

En primer lugar, situaremos las actividades que requieran mayor concentración, pues con la mente más despejada podrán concentrarse con mayor facilidad. A continuación, podrán realizar un ejercicio más sencillo que no requiera tanto esfuerzo, para desconectar un poco de lo anterior. La clave está en que vayamos combinando la dificultad de las tareas para que no se colapsen ni se distraigan.

Lo idóneo es que reservemos para el final la actividad que más le gusten o que mejor se les dé para acabar la jornada con un buen sabor de boca.

Fuente :   maxcenter.com/lifestyle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *