La Justicia de Argentina imputa a Alberto Fernández y a la primera dama por celebrar su cumpleaños en plena cuarentena

Publicado: 27 ago 2021 02:08 GMT

El mandatario ofreció donar la mitad de su sueldo durante cuatro meses a modo de reparación.

La Justicia argentina imputó este jueves al presidente Alberto Fernández y a su pareja, Fabiola Yañez, por la celebración del cumpleaños de la primera dama en la residencia presidencial, en pleno confinamiento por el coronavirus, informa el diario La Nación.

El fiscal Ramiro González incriminó además a nueve invitados, todos por la posible comisión de un delito vinculado a la supuesta violación de las medidas dispuestas para evitar la propagación del covid-19, de acuerdo al expediente. 

Por su parte, el mandatario propuso donar la mitad de su sueldo durante cuatro meses al Instituto Malbrán, entidad de investigación en patologías, para reparar eventuales perjuicios. De esa manera, Fernández intentará llegar a una conciliación y evitar el avance de la causa. 

Un cumpleaños clandestino, dos fotos, una disculpa y un supuesto embarazo: la crisis de Alberto Fernández que empaña el futuro de su GobiernoUn cumpleaños clandestino, dos fotos, una disculpa y un supuesto embarazo: la crisis de Alberto Fernández que empaña el futuro de su Gobierno

En su descargo, el jefe de Estado sostuvo que los hechos investigados «tuvieron lugar dentro de la órbita de la intimidad familiar», y argumentó que, en la residencia oficial, donde vive junto a su familia, desarrolla «las actividades propias del cargo» lo que incluye «en forma continua los asuntos familiares y de gestión, en el mismo ámbito, máxime en el tiempo de pandemia donde la acción de gobierno se trasladó íntegramente al predio».

La fiesta de cumpleaños de Yañez se realizó el 14 de julio de 2020 en la quinta presidencial de Olivos, Buenos Aires, cuando regía el decreto firmado por el Ejecutivo que prohibía las reuniones sociales. 

El hecho no se conocía hasta hace dos semanas, cuando la prensa local publicó una foto del momento y el Gobierno confirmó su veracidad a través del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Horas después, Alberto Fernández reconoció el «error» durante un acto oficial, ofreció disculpas públicamente y aseguró que «no volverá a ocurrir».    

El escándalo se desató un mes antes de las elecciones primarias legislativas, que se desarrollarán el próximo 12 de septiembre. Será el primer desafío electoral del gobierno peronista.