La covid empuja a hasta 80 millones de personas a la pobreza extrema en Asia

Bangkok, 24 ago (EFE).- La covid-19 condujo a la extrema pobreza el pasado año a entre 70 y 80 millones de personas en Asia-Pacífico, lo que amenaza la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible de la región, indicó este martes el Banco Asiático de Desarrollo (BAD).

Este aumento de la pobreza extrema, representada en el umbral por debajo de los 1,90 dólares diarios, se desprende del informe sobre indicadores económicos en 49 países de la región, incluidos China, India, Japón, Indonesia, Bangladesh y Fiyi, entre otros, presentado por el BAD.

En un comunicado, el banco multilateral indicó que en 2017 la extrema pobreza afectaba a unos 203 millones de personas en Asia, el 5,2 por ciento de la población en los países en desarrollo, y que sin la pandemia la tendencia era que este número se hubiera reducido en un 2,6 por ciento para el 2020.

‘Asia y el Pacífico han realizado avances impresionantes, pero la covid-19 ha expuesto unas fisuras sociales y económicas que pueden debilitar el desarrollo sostenible e inclusivo de la región’, señaló el jefe económico de la ADB, Yasuyuki Sawada.

Así, el organismo alerta de que la pandemia pone en peligro los objetivos para el desarrollo sostenible para el 2030 acordados en el seno de la ONU y que aspiran a la eliminación de la pobreza, del hambre y la mejora del sistema sanitario y de la educación, entre otros.

‘Para conseguir los objetivos de desarrollo sostenible para el 2030, los responsables de las políticas necesitan provisionarse de datos actualizados y de calidad para tomar decisiones guiadas que aseguren que la recuperación no deja a nadie atrás, especialmente a los pobres y vulnerables’, precisó Sawada.

Durante gran parte de la pandemia Asia se mantuvo menos afectada que otras regiones como Europa y América, pero las restricciones causaron un daño grave a las economías más débiles y la variante delta detectada primero en India está causando estragos en gran parte del continente.

Además, el ritmo de la vacunación avanza lentamente en la región, con excepciones como Singapur (con el 74 por ciento de la población vacunada con la pauta completa) y Japón (el 40 por ciento). EFE

grc/raa/alf