Joe Biden saluda avance en el Congreso de sus gigantescos planes de inversiones

El presidente estadounidense, Joe Biden, saludo este martes los avances en el Congreso de sus dos gigantescos planes de inversiones por casi 5 billones de dólares en infraestructuras y rubros sociales, luego que los demócratas superaran sus divisiones internas.

La votación definitiva tendrá lugar recién en el otoño boreal.

Hasta entonces se prevén intensas negociaciones entre los sectores de izquierda y de centro en el propio Partido Demócrata,que tiene una estrecha mayoría en ambas cámaras del parlamento.

Biden elevó al Congreso un plan de fomento de la infraestructura por 1.2 billones de dólares y un proyecto de ley de inversiones con un costo de 3.5 billones durante 10 años que pagaría las mejoras en la educación, la atención médica y la resistencia al cambio climático.

“Hoy la Cámara de Representantes ha dado un gran paso hacia inversiones históricas que transformarán a Estados Unidos”, dijo el presidente demócrata en un discurso televisado originalmente previsto para centrarse en Afganistán.

“Estas inversiones reducirán los gastos de las familias y no solo las aliviarán un poco. Además, haremos inversiones imprescindibles, esperadas desde hace demasiado tiempo, en infraestructura”, agregó.

Criticado desde todos lados por la caótica retirada de las tropas de su país de Kabul, Biden prefirió dedicar la apertura de su discurso a ese éxito político, después de haber participado activamente en las negociaciones.

En concreto, la Cámara de Representantes aprobó este martes una resolución que permitirá sortear un posible bloqueo de los republicanos en el Senado, para poder adoptar en el otoño boreal, solo con votos demócratas si es necesario, el “más consecuente” plan de reforma social en Estados Unidos desde la década de 1930, dijo Biden.

El proyecto de inversiones sociales en educación, salud, mercado de trabajo y lucha contra el cambio climático fue aprobado por 220 votos, todos demócratas, contra 212, todos republicanos.

Los demócratas deberán enfocarse ahora en redactar un plan preciso para el 15 de septiembre.

Las negociaciones serán arduas: dos senadores demócratas de centro ya anunciaron que no apoyarán un gasto tan elevado.

Todavía no hay fecha fijada para la votación.

Para calmar a los moderados, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que se comprometía a “aprobar el proyecto de ley de infraestructura bipartidista para el 27 de septiembre. Lo hago con el compromiso de reunir el apoyo demócrata de la Cámara para su aprobación”, señaló.

El proyecto de infraestructura incluye 550,000 millones de dólares en nuevos gastos y tiene como objetivo revitalizar y expandir las redes de carreteras, trenes, puentes y ampliar el acceso de banda ancha en todo el país.

Con la reorientación de otros financiamientos ya existentes, alcanza un total de 1.2 billones de dólares.