Israel restringirá el acceso de profesores y empleados sanitarios no vacunados y sin prueba del covid a sus lugares de trabajo

Publicado: 2 sep 2021 03:26 GMT

La medida ha provocado el descontento de los sindicatos, ya que los profesores no vacunados tendrían que pagar por pruebas de covid-19 cada dos o tres días.

Israel prohibirá a profesores y empleados sanitarios no vacunados o sin prueba de covid negativa ingresar a sus lugares de trabajo, informa Times of Israel. 

Este lunes, en vísperas del inicio del año escolar, el Gabinete de covid -órgano gubernamental que gestiona la pandemia- decidió que se requiere ampliar el sistema de ‘Green Pass’ (Pase Verde) a las instituciones educativas, sanitarias y de asistencia social. Es decir, los empleados de estos organismos, incluidos profesores y médicos, solo podrán ingresar a sus lugares de trabajo a condición de que proporcionen documentos de vacunación contra el covid-19, o que se hayan sometido a pruebas de detección del virus en las últimas 72 horas o se hayan recuperado de la enfermedad.

VIDEO: Netanyahu muestra a homólogos de Dinamarca y Austria el sistema de pases que permite a los vacunados acceder a lugares públicosVIDEO: Netanyahu muestra a homólogos de Dinamarca y Austria el sistema de pases que permite a los vacunados acceder a lugares públicos

Al incluir a los trabajadores de la educación en el sistema Green Pass y restringir el acceso de los maestros no vacunados a las escuelas, el gobierno puede provocar una confrontación con los sindicatos de profesores, ya que el Ministerio de Educación tiene la intención de obligar a los profesores no vacunados a pagar las pruebas de coronavirus cada dos o tres días, si quieren seguir trabajando o incluso tener una licencia sin goce de sueldo. 

Ran Erez, presidente de la Asociación de Profesores, afirmó que el plan para «impedir la entrada del personal educativo a su trabajo es inexplicable en todos los sentidos». Erez reiteró el lunes, durante su intervención en la emisora pública Kan, que tiene previsto iniciar acciones legales contra la decisión del Gobierno, mientras no se aplique por igual a todos los empleados del sector público.

Israel ha registrado más de un millón de casos de covid-19 y superado los 7.000 fallecidos, mientras que más de cinco millones de ciudadanos del país ya se han vacunado con la pauta completa, lo que constituye un 60 % de la población.