Iglesia: Si no existieran mujeres dispuestas a abortar, no estaríamos discutiendo sobre las tres causales

“Si no existieran mujeres dispuestas a abortar, no estaríamos discutiendo en este momento sobre la bondad o la maldad de las tres causales”, afirmó hoy la Iglesia católica en el Sermón de las Siete Palabras que leyó este Viernes Santo un grupo de sacerdotes en la Catedral Primada de América.

“Si no existieran personas que atentan contra la casa común que es la naturaleza, no estuviéramos luchando por Loma Miranda”, dijo el padre Victoriano de la Cruz al leer la sexta palabra del Sermón, que reflexiona en la expresión de Jesús: “Todo está consumado”.

De la Cruz agregó que “las leyes laborales, civiles y judiciales están de más para los ciudadanos y ciudadanas que actúan correctamente en todas las circunstancias de la vida”.

La Iglesia católica destacó que Jesús enseñó el valor de la fidelidad a los propósitos. “Jesús no solo sabía a lo que había venido, la razón de ser de su existencia, sino que mostró una fidelidad inquebrantable a ese proyecto; fidelidad que se pone de manifiesto ante las propuestas tentadoras que hallará en su caminar y que buscaban desviarle del sendero emprendido”, dijo el sacerdote.

Indicó que Jesucristo tuvo que afrontar múltiples obstáculos, lo suficientemente grandes “como para desanimarle y hacerle renunciar a la meta: traicionado por los suyos, calumniado, negado, despreciado, abandonado, vendido, golpeado, escupido, pisoteado”.

“Pero Jesús no se rindió, fue perseverante y luchó con todas sus fuerzas hasta el final”, dijo.

“Hoy en día, son múltiples y grandes las dificultades en el camino de nuestra realización personal, en la vivencia de la fe dentro de la Iglesia, en la vida familiar, en el mundo laboral, social y político”, agregó.

Reflexionó en que de Jesús la Iglesia puede aprender a perseverar. “Poniendo nuestro mayor empeño, hasta que todo este consumado en nuestra vida”, concluyó la sexta palabra.