Google sigue los pasos de los grandes fabricantes del mercado y deja de incluir el cargador en sus móviles

Publicado: 19 ago 2021 21:58 GMT

Anteriormente, Apple, Xiaomi y Samsung tomaron la misma medida.

Los nuevos teléfonos inteligentes de Google dejarán de contar con un cargador a partir de los próximos meses, cuando se espera el lanzamiento de Pixel 6 y Pixel 6 Pro. La empresa estadounidense informó que Pixel 5A sería el último modelo que vendría con adaptador de corriente incluido, según un portal de la industria tecnológica.

La compañía argumentó que la mayoría de las personas ya poseen un cargador USB-C, por lo tanto, no hay necesidad de incorporarlo en la caja. Asimismo, Google citó las razones de sostenibilidad para no incluir un adaptador de corriente, pues habrá menos cargadores redundantes, lo que reduciría los desechos electrónicos.

De esta forma, la empresa estadounidense se suma a otros grandes fabricantes del mercado que tomaron la misma medida. La primera empresa en dar a conocer que no incluiría cargador en la caja de sus teléfonos fue Apple en julio de 2020, un paso que siguió Xiaomi, citando las mismas razones que Google. En enero de este año, Samsung lanzó tres modelos de Galaxy sin accesorios en la caja.

Reacciones de los internautas

La noticia provocó diversas reacciones entre los usuarios de las redes sociales. Como ocurrió en los casos anteriores, las personas criticaron la decisión de no incluir cargador y se burlaron de las justificaciones dadas por la empresa. 

«En realidad, tampoco deberían enviarlo con una pantalla. Primero una persona comprará el nombre llamado ‘Pixel’, luego la pantalla, luego los botones de bloqueo y volumen, luego la batería, y así sucesivamente. Gran trabajo, Google. Sigue así», escribió uno de los internautas. 

Muchos notaron y criticaron la tendencia de otras compañías de los teléfonos inteligentes al seguir los pasos de Apple hasta «sus peores decisiones». «Si Apple hace algo, el resto de la industria de los ‘smartphones’ le sigue», tuiteó un hombre.

Sin embargo, no todos los usuarios compartieron la indignación de las personas que criticaron la medida.

«¿Por qué esto es tan importante? ¿No tiene todo el mundo un montón de cables USB-C por ahí? Sería diferente si usaran un conector exclusivo, pero realmente no entiendo la indignación […]», defendió un internauta la decisión de Google.