Gabriel Del Río insta buscar solución a los altos precios de los alimentos

El presidente de la Confederación Autónoma Sindical Clasista, Gabriel Del Río Doñé, consideró que el derecho a la alimentación es fundamental, por lo que instó a las autoridades a buscar salida ante los altos costos de los alimentos.

Reconoció que uno de los problemas que generan los altos costos de la comida son los precios de la materia prima en los mercados internacionales, pero entiende que los trabajadores y la gente en general necesita comer, por lo que ve atinada la decisión del gobierno de autorizar la importación de productos tan importantes como la carne de pollo.

Indicó que en este caso se espera que el pollo importado no sea superior en precio al que se produce en el país.

“Nosotros tenemos que seguir insistiendo en que hay que buscar salidas para que los precios de nuestros productos básicos puedan ser adquiridos con facilidad”, sostuvo Del Río.

Manifestó que si los productores nacionales aumentan los precios, de alguna manera hay que buscar salida a otros niveles.

Con relación a las micro empresas y algunos sectores que manifestaron que no tienen capacidad para asumir el aumento salarial dispuesto por las autoridades, el dirigente social dijo que en el caso de las bancas se busca una salida con una tarifa especial y ya se sometió al Comité Nacional de Salarios una propuesta.

Indicó que si una empresa no puede pagar el nuevo salario, lo que hay que hacer es que los propietarios lleguen a un acuerdo con sus trabajadores y se puedan mantener los empleos.

El dirigente sindical fue entrevistado en momento de la celebración del “Foro Nacional Jerarquía de los Derechos Fundamentales con Base Constitucional” que buscó profundizar el tema para que los trabajadores se empoderen en exigir el respeto como lo establece la Constitución.

En el acto habló también el director del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep), Rafael Santos Badía, quien dijo que dentro de la Constitución de 2010, la protección de los derechos fundamentales requiere el ejercicio de los entes oficiales que están en la obligación de tutelar esos derechos.