Exfabricante del icónico tanque ruso T-55 negocia su actualización

Publicado: 2 sep 2021 23:33 GMT

Este primer tanque soviético desarrollado para operar en condiciones de una guerra nuclear se exportó durante decenas de años a varios países y sigue operando.

Los legendarios tanques soviéticos T-55, producidos en grandes cantidades desde década de 1950, podrían volver a la fábrica para una gran actualización, según la empresa rusa Omsktransmash, que reveló que está manteniendo conversaciones sobre la modernización del icónico vehículo de combate con varios clientes extranjeros, informa TASS.

“Hemos desarrollado varias opciones para modernizar el tanque T-55. Actualmente lo estamos negociando con varios clientes, y si surge tal necesidad, estaremos listos para implementarla”, explicó Igor Lóbov, el director general de la compañía siberiana que forma parte del consorcio Uralvagonzavod, el principal fabricante de blindados del país.

Estos son los mejores tanques del arsenal rusoEstos son los mejores tanques del arsenal ruso

El tanque de batalla principal T-55 es conocido por ser el primero en tener la capacidad de resistir un ataque nuclear y fue diseñado para actuar en una guerra de esas condiciones. Un sistema protector contra ataques atómicos lograba en décimas de segundo una sobrepresión interna (exceso de presión en el interior para prevenir la muerte de tripulantes por onda de choque generada en una explosión nuclear). Más tarde, dentro del tanque se empezó a instalar un detector de rayos gama.

Este coche de combate se fabricaba en la URSS desde 1958 hasta 1979, aunque la producción se incrementó a partir de los años 70 para la exportación. El vehículo también se convirtió en el primer tanque del ejército en recibir el sistema de protección activa Drozd.

De robots a misiles hipersónicos: Las 'joyas' rusas que deslumbrarán en el desfile de la VictoriaDe robots a misiles hipersónicos: Las 'joyas' rusas que deslumbrarán en el desfile de la Victoria

Estos mismos vehículos se abrieron paso a través de las vallas del Palacio Presidencial de Saigón, poniendo fin a la guerra de Vietnam. Además, han combatido en la mayoría de los conflictos africanos y asiáticos desde los años sesenta, se suministraron a Nicaragua en la década de 1980 y se emplean en las fuerzas armadas de varios países.

Se estima que en total se construyeron alrededor de 50.000 coches de combate T-55 en las empresas de la Unión Soviética.

Sin embargo, resulta muy difícil valorar la cantidad de unidades exportadas, especialmente porque estos tanques no solo los vendía la URSS sino también Polonia y Checoslovaquia. Algunas réplicas de estos vehículos, aunque se consideran de muy baja calidad, como los Tipo 59 y Tipo 69, se fabricaban y exportaban en China.