El Gobierno de Perú le pide la renuncia al ministro de Trabajo Íber Maraví en medio de las acusaciones de la oposición

Publicado: 31 ago 2021 08:02 GMT

El presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, confirmó que ha solicitado su dimisión tras una reunión con el funcionario, acusado de tener vínculos con el terrorismo.

El presidente del Consejo de Ministros de Perú, Guido Bellido, confirmó este lunes que le ha pedido la renuncia al ministro de Trabajo, Íber Maraví, después de que la prensa difundiera un informe policial que lo vincula con acciones «terroristas» durante protestas estudiantiles ocurridas en 2004. 

Bellido negó cualquier relación de Maraví con el terrorismo, pero explicó que se tomó la decisión «por el escenario político, de cómo se está tornando», dijo en una entrevista con el medio Sudaca.

Según reveló, Bellido solicitó la dimisión al ministro tras mantener una reunión en su despacho que dio a conocer con una foto publicada en su cuenta de Twitter. 

«Gracias Ministro Íber Maravi por tu visita, la grandeza de un hombre está en su sencillez», escribió en la publicación.

Por su parte, el propio funcionario de Trabajo publicó una carta en la que negó las acusaciones, que calificó de «político-mediáticas». 

«Son carentes de fondo, solo pretenden mancillar mi imagen y distraer la atención de los asuntos importantes que se están impulsando en mi gestión», recalcó. 

La posible salida del titular de la cartera laboral se da tres días después de que el Congreso otorgara el voto de confianza al Gobierno del izquierdista Pedro Castillo, a pesar de no contar con una mayoría en el Parlamento, dominado por la centro derecha.

Desde la asunción del mandatario Castillo, un docente y gremialista de origen rural, la oposición acusó a varios integrantes de su gabinete de tener vínculos o de simpatizar con la organización guerrillera Sendero Luminoso, en un intento de emparentar a la izquierda con la violencia política.

La presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, consideró «insostenible» la permanencia de Maraví en el Gabinete nacional, y advirtió que «las nuevas revelaciones de vínculos con el terrorismo exigen una decisión inmediata». Desde su cuenta de Twitter, Alva instó al Gobierno a «remover al ministro de Trabajo si él mismo no renuncia».

El mencionado informe policial de 2004 señala a Maraví por terrorismo en la modalidad de «instigación», en el marco de las protestas estudiantiles convocadas en el departamento de Ayacucho. 

El viernes, una vez que el Congreso le dio el voto de confianza al Gabinete, la bancada de Renovación Popular anunció una moción de censura contra Maraví, a quien también vinculan con actos terroristas en 1981 y 1982.