El gobierno de López Obrador admite que van 8 ejecuciones de personas claves en el caso Ayotzinapa

Publicado: 20 ago 2021 01:28 GMT

El presidente de México aseguró que su administración no se detendrá hasta esclarecer los hechos, pese a las «agresiones» registradas.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció este jueves que son ya al menos ocho los asesinatos de personas que serían testigos claves en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, hecho ocurrido en 2014.  

Los ocho fallecidos tendrían alguna vinculación con los sucesos de Ayotzinapa, como es el caso de Moisés Brito Bautista, conocido como ‘el Bandam’, uno de los líderes del grupo criminal Guerreros Unidos, quien apareció ejecutado el pasado 2 de agosto. 

Durante la conferencia matutina de López Obrador, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, reconoció que en las últimas semanas se han registrado «ejecuciones» de individuos claves en la referida investigación. 

Encinas informó que al día siguiente de caer muerto ‘el Bandam’, fue también asesinado su «mano derecha», una persona que participó directamente «en los hechos de la desaparición»

«Puede haber estas agresiones, pero nosotros no nos vamos a detener para nada«, dijo López Obrador al ser cuestionado sobre si existía «una campaña de exterminio contra personajes claves» en el caso Ayotzinapa.

Se confirma la "mentira histórica" de Ayotzinapa: ¿quiénes eran los tres estudiantes cuyos cuerpos ya fueron encontrados?Se confirma la "mentira histórica" de Ayotzinapa: ¿quiénes eran los tres estudiantes cuyos cuerpos ya fueron encontrados?

Violencia en Guerrero

De acuerdo con el semanario Proceso, suman ya ocho los asesinatos de personas involucradas directa o indirectamente en la desaparición de los jóvenes, perpetrada entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, estado de Guerrero. 

Para Encinas, el problema de la violencia en Iguala y en la región guerrerense de Tierra Caliente no está relacionado únicamente «con este ajuste de cuentas o este pacto de silencio para borrar toda huella en el caso de Ayotzinapa«.

De acuerdo con el subsecretario, actualmente hay una reconfiguración de los grupos criminales que operan en la entidad, que incluyen a Guerreros Unidos, La Bandera y el Cártel de Jalisco, con presencia además de las Guardias Comunitarias de Tlacotepec.

Estos hechos «evidentemente generan un factor mayor de tensión» en Guerrero, explicó Encinas. 

Promesa de justicia

A casi siete años de la desaparición de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, López Obrador reafirmó nuevamente el compromiso de su gobierno para «llegar hasta el fondo» en el caso, «hacer justicia y encontrar a los jóvenes». 

Hasta ahora, solo han sido hallados y posteriormente identificados los cuerpos de tres estudiantes. Se trata de Alexander Mora VenancioChristian Alfonso Rodríguez Telumbre y  Jhosivani Guerrero de la Cruz.

Sigue sin determinarse qué ocurrió entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014, cuando los jóvenes fueron desaparecidos en Iguala mientras intentaban tomar autobuses para viajar a una manifestación en Ciudad de México.

La administración de López Obrador reabrió el caso, en un esfuerzo por conocer qué sucedió con los jóvenes y, también, indagar en las presuntas complicidades de autoridades y policías estatales y municipales, así como militares y miembros del cártel Guerreros Unidos.