El Gobierno de España anuncia un plan de choque para rebajar la factura de la luz hasta un 30 %

Publicado: 14 sep 2021 12:17 GMT

Según la ministra de Transición Ecológica la finalidad es que a finales de año el consumidor medio tenga un recibo similar al de 2018 gracias a la suma del recorte de los ingresos extraordinarios de algunas energías y a la rebaja impositiva.

El Gobierno de España ha anunciado este martes un paquete de medidas para poner freno a escalada alcista de precios de la electricidad que sufre el país desde hace meses. Según ha sostenido la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, “la finalidad es que el recibo de la luz al final de año sea similar al de 2018”.

En total, se calcula que producirá una rebaja del 22 % de la factura de un consumidor medio, que aumentará hasta el 30 % al sumarse las rebajas impositivas que comenzaron a implementarse en julio.

Escalada de precios sin precedentes

Durante los últimos meses los ciudadanos españoles están asistiendo a una escalada de los precios de la electricidad que no tenía precedentes hasta la fecha. Mañana se pagarán casi 173 euros el megavatio hora, pulverizando el anterior récord histórico registrado este lunes, de 154,16 euros, que ya cuadruplicaba lo que se pagaba el mismo lunes de hace tan solo un año.

Agosto cerraba como el mes más caro en cuanto a energía eléctrica desde que se tienen registros, encadenando varios máximos históricos consecutivos. Sin embargo, en las dos semanas que van de septiembre los récords se han vuelto a batir en varias ocasiones y los recibos no paran de subir a pesar de que desde julio se ha implementado la rebaja del IVA del 21 al 10 % y se ha eliminado un impuesto sobre la electricidad que grababa otro 7 %.

La factura de la luz se encuentra así desde hace semanas en el foco del debate público y político. Las distintas formaciones del arco parlamentario han realizado diversas propuestas para afrontar este problema.

El socio minoritario del Gobierno, Unidas Podemos (UP), es partidario de la creación de una empresa pública de energía, siguiendo el modelo de Francia y otros países del entorno, y de establecer máximos en la remuneración de algunas tecnologías. Por su parte, desde la oposición el Partido Popular, sostenía la necesidad de la consolidación de las rebajas impositivas y planteaba la posibilidad de asumir algunos de los costes ahora integrados en la factura de la luz con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

¿Qué pasa en el sistema eléctrico español?

El aumento de los precios de la energía eléctrica es un fenómeno que está afectando a todos los países europeos, dependientes de los precios de los mercados mayoristas. Este crecimiento viene de la mano de los precios del gas, que no han parado de crecer en los últimos tiempos, así como de la remuneración de los derechos de emisión de CO2, asociado a esa misma fuente energética, también en alza.

Sin embargo, no todos los países repercuten esas subidas de la misma manera en las facturas de sus consumidores domésticos, sino que la manera de formar los precios finales en cada Estado hace que los hogares noten más o menos estas subidas.

En el mercado español entran en la subasta de la energía que se prevé que se va a necesitar en primer lugar las tecnologías más baratas y menos contaminantes, como son la energía solar, eólica o hidráulica. Si con esta oferta no se cubre la demanda, comienzan a entrar otras energías más caras, la más cara de todas es el gas. Sin embargo, para fijar el precio para el consumidor se toma el de la tecnología más cara, a cuyo precio se remunera a todas las demás.

Así, se producen situaciones como el de la energía hidráulica, la más barata de producir y con instalaciones que hace mucho que fueron amortizadas, que son ampliamente sobrerretribuidas al ser pagada al mismo precio que el gas, lo que se denomina como ‘beneficios caídos del cielo’.

Así, el mercado no incentiva la producción de suficiente energía barata para abastecer al sistema, sino más bien su escasez para así ser remunerada a mucho mayor precio.

Más información en breve.